Familias de la comunidad judía que viven en celebraron hace unos días , la tradicional fiesta a la naturaleza, para dar la bienvenida a la primavera en el calendario judío.

Como es la tradición, los ciudadanos plantaron árboles frutales en las áreas verdes del parque del fraccionamiento Mulsay I.

Padres y madres de familia con sus pequeños hijos y jóvenes sembraron los árboles bajo la supervisión del biólogo Jorge Carlos Trejo Torres y la arquitecta Leticia Roche Cano, jefe del departamento de Arbolado Urbano y subdirectora de Infraestructura Verde de la Unidad de Desarrollo Sustentable del Ayuntamiento de , quienes explicaron a la comunidad judía el proyecto de Infraestructura Verde.

Alejandro Rabinovich, presidente del Consejo de Administración de la Asociación , y Samuel Maya explicaron los pormenores de esta tradición en Israel y compararon al árbol con el ciclo de la vida humana: nace, crece, produce y muere.

Sin embargo, los árboles proveen de oxígeno al mundo, dan beneficios ambientales y por ello es importante todo lo relacionado con la sustentabilidad para tener un mejor planeta.

“Queremos un mundo mejor, hay que adaptarnos al planeta y debemos enseñar a nuestros hijos a plantar árboles y cuidarlos”, dijo Samuel Maya.

“Estamos muy agradecidos con esta ciudad que nos recibió con los brazos abiertos”, afirmó.

Rabinovich explicó que en el calendario hebreo hay varios años nuevos y este del árbol es uno de ellos, por eso cada año plantan árboles en distintos rumbos de la ciudad. El año pasado plantaron árboles en la zona de Montes de Amé.— Joaquín Chan C.

Más del 75% vivió, lo que es un buen porcentaje porque no tienen sistema de riego, sino que ellos mismos lo regaron con botellones de agua.

“En Israel y en varias partes del mundo donde hay comunidad judía se realiza esta fiesta a la naturaleza”, explicó Rabinovich. “En esta época del año coincide cuando pierde fuerza el frío, el invierno se desvanece y salen los primeros brotes de plantas. Es la época que se utiliza para sembrar en la naturaleza y la costumbre es plantar árboles. Todos necesitamos y vivimos de los árboles y por ello los sembramos en esta época del año”, dijo.

“Es como una analogía del ciclo de la vida humana, cuando empieza la gente a crecer y producir es como si las semillas y los árboles fueran nuestros hijos pequeños”, indicó.

Como parte de este festejo la comunidad judía realizó agradecimientos y bendiciones a la naturaleza, también degustaron frutos y plantas comestibles que provee la tierra.

La comunidad judía que vive en es de aproximadamente 200 personas, informó Rabinovich, pero el Censo de Población 2020 reporta que son 353 en el estado.

Por la no asistieron todos, sino un grupo representativo de adultos, personas mayores, jóvenes y niños. La mayoría de los residentes ya tiene la nacionalidad mexicana, radican en desde hace más de 25 o 30 años y vinieron de varias partes del mundo, principalmente de y Rusia.

En el vocablo hebreo esta ofrenda a la naturaleza se le llama o Tu Bi'Shevat. Es una fiesta del calendario hebreo. El nombre viene a partir de la fecha del día de fiesta, el décimo quinto día de Shevat que equivale al mes de enero o febrero.

En estos meses comienzan a asomarse los primeros brotes de vegetación en Israel y en consecuencia se sale a plantar árboles. Es una fiesta de la naturaleza, se comen frutos y en Israel salen grupos de alumnos a festejar al aire libre y plantar árboles.

El del árbol es uno de los cuatro años nuevos (Rosh Hashanot) mencionados en el Mishná, que es la base del Talmud, o sea, el libro de la religión y leyes de la comunidad judía, que enseña que la naturaleza debe ser respetada, aún en tiempos de guerra, y no deben ser destruidos los árboles ni los bosques.

FuenteDiario de Yucatán

4 COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorD'Amico, con una rosa en la mesa
Artículo siguienteEstados Unidos y Autoridad Palestina reactivan contactos oficiales