Diario Judío México - PALABRAS DEL MAESTRO DAVID DICHI ABADI, VICEPRESIDENTE DEL COMITÉ CENTRAL DE LA COMUNIDAD JUDÍA EN , EN LA CONMEMORACIÓN ANUAL EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL Y EN HOMENAJE A DON GILBERTO BOSQUES SALDÍVAR, EN LA NUEVA SEDE DEL SENADO.

Senador Ernesto Cordero Arroyo, presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República;

Senador Enrique Burgos García, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República;

Senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género;

Excelentísima señora Rodica Radian Gordon, embajadora del Estado de en ;

Embajador Alejandro Negrín Muñoz, director general de Derechos Humanos y Democracia de la Secretaría de Relaciones Exteriores;

Nuestro querido amigo, Doctor Leo Zuckermann ;

Queridos que nos acompañan este día;

Señoras y señores;

Estimados alumnos, amigos todos:

Nuevamente nos reunimos para recordar y honrar a las víctimas del , tal como lo estableció las Naciones Unidas en el año 2005, este día en el que conmemoramos la liberación del campo de exterminio de -Birkenau hace 68 años, donde más de un millón y medio de judíos fueron eliminados brutalmente como resultado de la política sistemática de genocidio implementada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Queremos agradecer, en nombre de la comunidad judía en , al Senado de la República el que a través de un punto de acuerdo cada año tomen la iniciativa para hacer esta ceremonia en la que recordamos a las víctimas del , pero también a una gran figura de la diplomacia mexicana como lo fue don Gilberto Bosques, quien, a pesar de los riesgos que implicaba, otorgó visas a refugiados tanto españoles como judíos para que pudieran huir de las amenazas del fascismo y del nazismo en aquellos años aciagos previos y durante la Segunda Guerra Mundial.

Nuestro más profundo reconocimiento eterno a don Gilberto por haber salvado tantas vidas de judíos, cuyas familias han logrado tener una vida digna y feliz en este bendito país, .

Este evento es muy importante porque lamentablemente sigue habiendo individuos, grupos e incluso naciones que siguen promoviendo la ideología del nazismo y del fascismo, de la discriminación y la intolerancia. Sus manifestaciones pueden ser a través de estereotipos religiosos, económicos, raciales o políticos, pero se siguen difundiendo.

Con la modernidad de las comunicaciones y el advenimiento de las redes sociales nos encontramos mejor y más rápidamente comunicados para bien y para mal. Los correos electrónicos, las aplicaciones en los celulares, las redes sociales como Facebook y Twitter sin duda han traído beneficios enormes al mundo: nos permiten comunicarnos de forma instantánea y enterarnos de situaciones que hace décadas podríamos tardar semanas en que llegaran.

Pero con todo lo positivo, lamentablemente siempre hay grupo de personas que lo aprovechan para mal. La difusión de ideas racistas y discriminatorias e ideologías intolerantes son hoy muy comunes y en estas redes aparecen en cada momento. El anonimato, a través del cual pueden escudarse, les facilita el difundir propaganda falsa sin temor a ser descubiertos.

cuenta con leyes muy avanzadas que explícitamente prohíben las expresiones de incitación al odio y violencia, pero cuando los autores se saben protegidos por el anonimato, no se pueden aplicar.

Cuando recordamos los eventos que llevaron a la Shoa, al , hay varias que debieron haber sido la alarma del momento, por ejemplo las Leyes de Núremberg que aislaron y deshumanizaron a los judíos de Alemania y los países que ésta iba conquistando, la quema de los libros de autores judíos, comunistas o enemigos del régimen nazi y la Noche de los Cristales Rotos del 9 al 10 de noviembre de 1938, junto con toda la propaganda de Goebbels, que hizo ver a los judíos como subhumanos y por lo tanto sujetos de poder ser exterminados.

Apenas, hace unos días, en una mesa redonda en una universidad de la Ciudad de México una ponente expresó: “El fue una gran mentira. Si hubieran matado a seis millones de judíos ya tendríamos la suerte de que no hubiera judíos en este planeta”. Esto no sucedió hace 70 años, esto sucedió hace seis días en esta ciudad.

Hoy empezamos a ver ataques similares a través del Twiiter que muy pronto de convierten en trending topics con incitación al odio y a la violencia, tan agresivos como los de los años treinta, muchos antisemitas, pero otros también en contra de grupos vulnerables como los indígenas, los homosexuales y las mujeres.

Y nosotros nos preguntamos, con todos los sucesos del Siglo XX, con experiencias como el Holocausto, ¿cómo podemos seguir permitiendo que este tipo de expresiones continúen?

Por supuesto que somos defensores y promotores de la libertad de expresión. Cada individuo puede, porque así lo consagra nuestra Constitución, expresar sus puntos de vista libremente y sin cortapisas, pero sin duda ese derecho termina cuando amenaza los derechos de terceros.

Las redes sociales deben ser más conscientes de este peligro y actuar consecuentemente contra las personas que incitan abiertamente al odio y a la violencia y se debe buscar la forma de eliminar el anonimato, sin el cual seguramente la mayoría ya no se atrevería a expresar opiniones agresivas, denigrantes y discriminatorias.

Aquí, en este evento tan solemne de recordación de las víctimas del Holocausto, que sumaron más de seis millones, nos manifestamos por buscar la solución y frenar la diseminación de odio que se hace escudado en el anonimato.

Juntos, sociedad civil con los tres poderes de la Unión, podemos evitar que vuelva a suceder lo que hoy recordamos. Nunca jamás.

Muchas Gracias.

*Visite la galería de fotos sobre este evento, oprima aquí.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa judía de Montevideo, 14va. parte
Artículo siguienteMás de 600 alumnos de Asturias descubren el significado del Holocausto
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.