Diario Judío México - La Kehila Ashkenazi le desea suerte a todos los deportistas que participarán en las diferentes disciplinas de los Panamericanos 2019, que se llevarán a cabo en la Ciudad de . ¡Yesher Koaj!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorHistórico: Primera generación de Rabinos graduados en México
Artículo siguienteMensaje a los deportistas mexicanos por parte de Enrique Vargas del Villar

La Comunidad Ashkenazí de México es la institución cúpula de la colectividad que agrupa y unifica a las instituciones y miembros ashkenazim que la conforman brindándoles un marco de pertenencia donde puedan encontrar seguridad, continuidad y representatividad, buscando velar por la integración, desarrollo, crecimiento, consolidación y continuidad del asentamiento Ashkenazí en México.

Para cumplir con esta misión, en La Kehile contamos con el compromiso de sus líderes y la estructura profesional necesaria para contribuir al bienestar de sus afiliados,regidos por los principios de la ética judía, dentro de un marco de cooperación y ayuda mutua, guiados siempre por los valores ancestrales del Pueblo Judío.

  • El Comité de Socios de la Comunidad Ashkenazi se mantiene en continuo cambio y renovación, siempre en búsqueda de responder a las nuevas y crecientes necesidades de los miembros de la comunidad y así contribuir a mejorar su bienestar y calidad de vida.
  • Buscamos consolidar a la Comunidad Ashkenazí en México y cuya fortaleza radique en la integración activa de todos sus miembros e instituciones.
  • Establecer con nuestros asociados una comunicación continua, personalizada, clara y efectiva.
  • Ofrecer a nuestros asociados una atención personalizada y servicios de la más alta calidad, tanto en el ámbito de la identidad como en el campo de la vida diaria.
  • Garantizar que en el futuro las nuevas generaciones, cuenten con un marco comunitario donde satisfacer sus necesidades de identidad judía y donde apoyarse en asuntos del día a día.