Libro “Blasfemias ilustradas” de Ari Volovich

Por:
- - Visto 3083 veces
Libro "Blasfemias ilustradas" de Ari Volovich

Se ríen todo el tiempo entre ellos, se cuentan chistes, juegan el uno con el otro… pero también tienen diferencias de fondo, las cuales pulieron durante el periodo de construcción de un libro que diera cuenta de las imágenes de uno, las de Jis, y los aforismos del otro, los de Ari Volovich: Blasfemias ilustradas (Tusquets, 2011), un repaso humorístico de nuestro tiempo y realidad.

La historia de la colaboración entre Jis y el periodista Ari Volovich se dio a través de Facebook: no se conocían de manera personal, pero desde la red social pensaron en la posibilidad de desarrollar la publicación, y si bien en un primer momento todo fue miel sobre hojuelas, después hubo necesidad de ceder, como en cualquier matrimonio.

“A pesar de que a veces pretenda estar en un sitio más bondadoso”, cuenta el monero, “disfruto mucho el humor negro, la acidez, entonces me sentí muy atraído. Entramos al proyecto e inmediatamente entré en una especie de primera crisis, porque me di cuenta que había caído en una especie de trampa por mis profundas diferencias con Ari.”


Desde la perspectiva de José Ignacio Solórzano, más conocido como Jis, una de las cosas que también los conectó fue una especie de preocupación existencial muy fuerte en ambos, aunque la colaboración debió someterse en distintas ocasiones, para lo cual trató de llevar a Volovich a su terreno, porque hay muchas diferencias en la manera de escoger temas, de razonar y de sentir el mundo.

“En los aforismos se ve a un autor profundamente amargo y atormentado, y yo no soy así, me considero en un estado más complaciente, quizás más plácido, más tibio. Entonces me empecé a preocupar, aunque me di cuenta que finalmente el gran punto de unión es el humor.”

Ari Volovich no se preocupa tanto por los temas, ni por las formas de abordar desde la parte textual, al grado de estar convencido de que incluso a quien le choque el título lo va a comprar, porque es un libro provocador.

“No lo hice con esa intención, pero así soy: soy malhablado, soy amargo, soy oscuro, un ser deleznable y como digo lo que pienso, a mucha gente no le cuadra, pero no hay que olvidar que se trata de un libro que tiene mucho humor.”

Venir del periodismo le ayudó al autor de los aforismos, sobre todo porque de pronto se vio obligado a sintetizar y a darle más fuerza a una frase, lo que le agradece mucho al Twitter y también se lo recrimina, “porque ahora mi hilo de pensamiento se reduce a 140 caracteres, tengo que darle otros segundos a esperar otro tweet y otros 140 caracteres”.

Al final, Blasfemias ilustradas es resultado de una colaboración que apostó por la sátira y por el humor: dos años de trabajo reunidos a partir de estados anímicos y, en especial, de contemplación, si bien cada quien parte de circunstancias particulares, “y uno se acopla a ellas y las aborda de cierta manera”.

Comparte en Redes Sociales

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículos Relacionados: