Diario Judío México - Como muchas cosas en el acontecer humano, los proyectos no nacen por un momento de inspiración en la vida de uno, sino como consecuencia de una forma de vivirla, de un cúmulo de experiencias, o como resultado natural de lo que va uno adquiriendo y atesorando en experiencia a través de los años. Así es como nace, en mi caso, la inquietud por plasmar mis vivencias en educación para vertirlas en el presente libro.

Luego de haber criado y educado a 4 hijos, de haber dado clases de Piano a lo largo de 16 años, durante los cuales han pasado por mis manos más de 1,000 alumnos, ambas labores ininterrumpidas y aún en proceso de cristalización, me llega el momento de compartir lo aprendido y experimentado en este libro. O por lo menos se trata de un esfuerzo por dejar constancia de errores y aciertos, de lo que con la perspectiva que da la experiencia, considero valioso y digno de ser escrito para que pueda servir a otros que pasen por experiencias similares.

Hago hincapié en que no soy psicólogo, pedagogo, científico ni nada por el estilo. Soy simplemente un padre de familia con una Licenciatura en Música (U.T. at Austin) y dueño de una Academia de Música. Esto no quiere decir en absoluto que mis reflexiones, afirmaciones y teorías sean empíricas, al contrario, están basadas en los 3 factores que dan validez a cualquier método serio, esto es: Observación, Experimentación y Comprobación.

Obviamente no hay recetas de cocina ni teorías absolutas en el arte de criar y educar, pero sí hay constantes que bien aplicadas y desarrolladas elevan mucho las probabilidades de éxito. “Éxito”: Palabra relativa. Tan temida como deseada. Término tan confuso como mal entendido. Por lo tanto, y para evitar controversias, dejaremos la susodicha palabra en “Meta deseada”.

*Para adquirir este libro en línea, oprima aquí.

Acerca de Adán Presburger

Adán Presburger estudió Iniciación Artística en el Instituto Nacional de Bellas Artes y la Licenciatura en Música en la Universidad de Texas en Austin. Dirige su propia Academia en desde hace 16 años. Es casado y padre de 4 hijos. Ha producido y publicado numeroso material infantil musical así como 2 discos con su repertorio pianístico y otros 2 con composiciones propias.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorIsrael necesita grandes milagros
Artículo siguienteChevra Hatzalah y ForoJudio.com unen esfuerzos en beneficio de todos nuestros lectores
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.