La lectura de la novela “Florencia y Ruiseñor” nos expone la unión de dos internos: Ruiseñor Tornero, hombre de poco más de ochenta años, y Nadia, mujer de 42 años. Su ingreso al manicomio o “Casa del Cerro“, como la refiere Ruiseñor Tornero, es el inicio de un encuentro signado por lo inesperado:

“Vi entrar en esta Casa a un ser deslumbrante, me vi caer a sus pies y, al hacerlo, se me desamarró la bata y mostré a la niñamujer recién llegada lo que es el cuerpo de un hombre debajo del ombligo.¿Hay algo más franco, honesto y directo en el amor?”

La declaración que nos hace Ruiseñor Tornero, es el inicio de un cuestionamiento latente en el transcurso de la novela, y que responde a la búsqueda del sentido y el valor de la dignidad que supone asumir nuestra existencia con todos nuestros pesares y sin sabores.

Ruiseñor es un personaje que encierra en sí mismo la razón y la locura, sus días son una cadena de costumbres donde también brotan chispazos de genialidad al indagar sobre el pasado de la nueva reclusa, cuyo nombre es Nadia Karam y que se convierte en su alumna.

Al inicio de la novela, Ruiseñor habla de la muerte de su Madre y del nulo contacto que tuvo con su Padre, quien en compañía de su nueva mujer viajan por el mundo, olvidándose del pequeño Ruiseñor. Julia vive con su hijo, Ruiseñor y un gallo. El gallo es lo que Julia más ama, le compra una jaula, y todos los días irremediablemente la despierta con el sonido característico que solo un gallo puede emitir. Julia continúa su carrera de madre amorosa que lleva a su hijo a la escuela y viste rebozo negro como todas las Nanas. Toda la armonía se rompe en el mundo de Ruiseñor, cuando el gallo “Quiquiriquí” es asesinado.

No se sabe quien mata a Quiquiriquí. Ruiseñor comparece ante el Juez y provoca su ira, al pretender escribir él mismo la declaración que la Secretaria escribe ininteligiblemente. El Juez no puede contenerse durante el interrogatorio y se abalanza para intentar ahorcar a Ruiseñor, quien en circunstancias poco explicables, es llevado a la Casa del Cerro.Ruiseñor pregunta a Nadia sobre la importancia que Florencia (Nana de Nadia) ejerció en su vida, y relaciona la figura de la Nana desde los albores de la historia, en tono psicoanalítico refiere a la Nana como aquel ser sumiso al que Nadia faltó emular en su serenidad y sencillez.

Acerca de Bárbara Jacobs

Bárbara Jacobs, escritora, poetisa, ensayista y traductora mexicana, nació en la Ciudad de en 1947, en el seno de una familia de inmigrantes judeo-libaneses. Es licenciada en psicología por la Universidad Nacional Autónoma de . A partir de 1970 publicó cuentos y ensayos en revistas y suplementos literarios. Fue esposa del escritor Augusto Monterroso fallecido en 2003.

Algunos de sus obras se han publicado en antologías colectivas en castellano, inglés, francés, italiano y alemán. Sus libros se han publicado en México, Estados Unidos de América, España, Portugal, e Italia.

*Para leer más sobre Bárbara Jacobs, oprima aquí.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIrlanda rompe relaciones con el Vaticano y otros países
Artículo siguienteDescanse en paz el Sr. Segismundo Wiszlicki Grynsztajn Z”L
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.