Había una vez una silla que no quería ser silla de ruedas por lo cual decidió cambiar de nombre a “Carriola” esta nació en Chihuahua, desde su primer salida ella quiso explorar el mundo y así es comenzó a rodar rodar y rodar, en su camino conoció a muchas personas, hizo amigos, se enamoro, pero experimento en carne propia también lo que se siente no poderse subir a un autobús, el de no poder contar con el apoyo adecuado para cumplir sus necesidades, o como llegar tarde a una clase por causas ajenas a ella, sin embargo con todo esto ella se fue a las Vegas haciéndose mil preguntas hasta que encontró su destino: Ser mucho mas que una sola silla de ruedas.

UN MUNDO SOBRE RUEDAS es la historia de la carriola, es la historia de un personaje que se nos presenta con una voz auténtica y propia, una voz sin disimulos ni pretensiones. La visión de esta carriola nos avisa que esta buscando incesantemente su misión, su verdadero yo, hasta lograr encontrar su objetivo en la vida. Cuando esta descubre para que fue hecha trata de enfrentar un nuevo desafío: servir al hombre, lograr que cualquier persona pueda llegar a donde se lo proponga y si tiene la suficiente entereza y presencia de ánimo como para querer realmente llegar a realizarse.

Enrique Atach eligió mostrarnos mediante fotografías y texto la historia de este personaje La Carriola en la cual veremos en múltiples situaciones que van desde las mas cotidianas hasta las mas extraordinarias. Conoceremos a su familia, sus aventuras, sus recorridos, sus sueños; esta silla tiene alma porque siente, se equivoca, dice lo que le gusta y lo que no, tiene miedo pero se arma de valor, conoce lo malo y lo bueno que hay en el ser humano pero aún así conserva fe en él. La fotografía que conlleva el es una visión que busca el sentido del humor, el mensaje escondido, el significado que encierra una simple imagen. Para otro cualquiera las fotografías de una silla de ruedas es solo eso: fotografías de un objeto inanimado. Sin embargo esto plasma una aventura, un testimonio de vida, una declaración de principios.

¡Señores el mundo es demasiado grande, demasiado lleno de secretos y emociones como para esperar a que otro las viva por mi!! De modo que la Carriola se atreve a lo que deberíamos atrevernos todos los hombres: a Descubrirnos.

Los objetos que nos rodean tienen una historia que contarnos, un comienzo, un destino. Ante la visión del hombre cualquier objeto es finalmente un lienzo en blanco, se nos abre un universo de posibilidades y de interpretaciones cuando logramos que lo cotidiano adquiera un significado más allá de lo evidente. Cuando trascendemos nuestras circunstancias y propiciamos que los eventos se transformen en acontecimientos porque el ser humano debe acontecer, permanecer, prevalecer, debe de luchar sin tregua, imaginar sin concesiones, construir sin límites, volar sin alas…

Acerca de Enrique Atach

Nació en la ciudad de el 26 de Diciembre de 1959. Licenciado en Turismo y se ha desempañado exitosamente en ese ramo durante años. Al igual que en muchas otras actividades como las industrias publicitarias y textil. Su interés por la fotografía lo llevo a descubrir lo que primero fue un pasatiempo pero que con el tiempo se fue desarrollando como un talento real y un compromiso firme hacia la fotografía llevándolo así a realizar numerosas exposiciones.

Durante los últimos 20 años Enrique se ha asomado a cientos de veces a la lente de su cámara para descubrir el mundo que lo rodea y así a través de una visión y una imagen, interpretarlo y traducirlo. Para forjar un Mundo Sobre Ruedas enrique reunió dos artes la fotografía y la literatura para invitar al lector a este mundo mágico que es la imaginación. Transmitiendo así un mensaje de superación y amor protagonizado por su querida “carriola”.

57090404
57094856
5554385440
albatroz261259@hotmail.com

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorJóvenes Yiddishistas en Estados Unidos
Artículo siguienteExpert warns on Daesh terror threat to European Jews
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.