Diario Judío México -

Los logros y las metas cumplidas de los integrantes de Kadima siempre son motivo para celebrar y para sentirnos orgullosos de ellos. Cada día que pasa nos damos cuenta que el trabajo que hacemos a diario en esta institución, siempre da frutos y nos motiva a seguir trabajando por las personas con discapacidad.

Ya pasó un año desde que cinco integrantes de Kadima entraron a la Universidad Anáhuac a estudiar el Diplomado en Habilidades Sociales y Vocacionales en Comunicación y en Turismo.

La Universidad Incluyente es un proyecto desarrollado por la Universidad Anáhuac Norte, con la asistencia y soporte de EXCELDUC, KADIMA Y CONFE[1], enfocado a ofrecer oportunidades académicas, socio-adaptativas y de orientación profesional a los estudiantes con discapacidad intelectual.

Ahora, después de mucho esfuerzo y estudio, por fin se graduaron. Sofie Hamui, Lily Turquie, José Verbitzky, Ariel Weisleder, David Feder y otros compañeros de CONFE formaron parte de este proyecto de Universidad Incluyente y son todo un ejemplo no sólo para las personas con discapacidad, sino para toda nuestra sociedad, ya que esto significó un reto más en su desarrollo profesional y personal. Gracias a este diplomado, los integrantes de Kadima tienen más herramientas para desarrollarse en un entorno de relación con sus compañeros y adquirieron habilidades académicas, vocacionales y personales.

Todos los que conformamos Kadima seguiremos trabajando juntos por un mejor futuro para las personas con discapacidad, porque sabemos que se pueden lograr grandes cosas, y ellos son el mejor ejemplo.

¡Felicitamos a Sofie, Lily, José, Ariel y David por este gran logro!


[1] Confederación Mexicana de Organizaciones en Favor de la Persona con Discapacidad Intelectual A.C.

1 COMENTARIO

Leave a Reply

Artículo anteriorLas grandes conversaciones empiezan con simples palabras
Artículo siguienteIACHR condemns Venezuelan prison massacre

Kadima es una asociación civil que tiene como propósito principal la inclusión y participación activa de niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales y/o discapacidad, en cinco diferentes ámbitos: familiar, educativo, laboral, comunitario y social.

Kadima es una institución líder en el área de discapacidad, cuyos objetivos se centran principalmente en defender la equidad, la igualdad de trato y oportunidades, el respeto hacia las diferencias y la libre manifestación de la diversidad.

Su misión es la de promover el crecimiento e independencia para personas de todas las edades con necesidades especiales y/o discapacidad, creando oportunidades de inclusión y participación comunitarias en un marco de dignidad y respeto que les permita alcanzar su máximo potencial, autodeterminación y autonomía personal.