Maia Ajzen. Un ejemplo de vida

Por:
- - Visto 411 veces
Maia Ajzen. Un ejemplo de vida

Dicen que cada uno cuenta de la feria como le va en ella y definitivamente la profesora Maia Ajzen es el ejemplo de cómo debemos enfrentarnos a la vida.

Maia nació en París en 1931, hija de padres polacos que estaban a favor de los derechos de los trabajadores y que fueron parte del Bund. Ahí vivió cinco años, cuando la familia emigró a México y comenzaron una nueva vida, salvándose de todos los horrores del Holocausto, pero perdiendo a muchos de sus familiares quienes no lograron salir a tiempo de Europa.

Ya en México los padres de Maia le fomentaron el respeto por cada persona, sin importar sus creencias religiosas, posturas políticas o nivel socioeconómico. Valores que Maia ha conservado y fomentado en su propia familia hasta la fecha.


Ya casada y con sus hijos en la escuela, Maia le dijo a su esposo que “se aburría como ostra” en la casa, por lo que entró al Seminario de Maestros de Yiddish y Hebreo con la finalidad de convertirse en maestra de yiddish, lengua en peligro de extinción, y de enseñar Historia Judía.

Fue profesora en el Nuevo Colegio Idish y en el colegio Yavne por muchos años. En la enseñanza encontró su más grande pasión y contagió de su entusiasmo a sus alumnos y compañeros de trabajo. El amor por el yiddish, con el que tenía una relación personal por sus raíces judías y su conocimiento de la historia del pueblo judío hasta la actualidad la ha llevado a seguir compartiendo su conocimiento aún en medio de esta pandemia, colaborando con el Centro Deportivo Israelita en donde cada semana ofrece charlas de estos temas de gran interés tanto para judíos como para no judíos.

De la Sra. Maia Ajzen podemos llevarnos grandes lecciones. La primera es que, sin importar nuestro credo, inclinación política, color de piel o ideología, todos merecemos respeto y debemos aprender a ser empáticos con los demás, comprender sus situaciones y ayudarlos a vivir de manera más feliz y justa siempre que esté a nuestro alcance.

El amor por nuestras raíces y nuestra historia debe llevarnos a compartir nuestro conocimiento. Una de las más grandes aportaciones de Maia Ajzen ha sido la difusión y enseñanza del idioma yiddish, que cada día cuenta con menos hablantes. Este idioma es parte de ella y lo habla y comparte con orgullo y disposición. En palabras de Maia “De qué nos sirve tener tanto conocimiento en los libros si no lo ofrecemos a las nuevas generaciones. Debemos compartir lo que aprendemos, para que todos lo sepan”.

Maia definitivamente vivió una vida excepcional e interesante, rodeada de personalidades que a todos nos llaman la atención como Frida Kahlo, Trotsky y Diego Rivera de quien “aún puedo sentir su mano en mi mejilla”. A pesar de que es poco probable que nosotros frecuentemos personajes tan interesantes, es la actitud personal la que hace la diferencia. La Señora Maia es una mujer alegre, entusiasta, dulce y con un espíritu joven y apasionado, que al contar la historia de su vida la presenta como su gran aventura.

Hoy, al ver a Maia, me doy cuenta de que así debemos enfrentar la vida, sin miedos, con esperanza, entregándonos a los demás y procurando hacer de este mundo un lugar mejor para todos. Ojalá todos, con el paso del tiempo, podamos voltear hacia atrás y ver nuestra vida con la misma satisfacción que esta gran mujer, de quien tanto podemos aprender todavía.

¿Te gustaría conocer mejor a la Sra. Maia Ajzen? Consulta su historia detallada en: https://diariojudio.com/comunidad-judia-mexico/maia-vida-y-obra-de-una-lererke/354257/

Comparte en Redes Sociales

Acerca de Jessica Lepe

Licenciada en Historia de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx). Directora y productora del documental Nunca más. La Segunda Generación en México, el cual ha sido proyectado en diversos espacios académicos y culturales. Su trabajo recepcional de licenciatura versó sobre La Segunda Generación en México. Hijos de sobrevivientes de campos de concentración del Holocausto, para el que entrevistó a diversos hijos de sobrevivientes de la Shoá y buscó definir el impacto de la labores de éstos en el México actual como trabajos aunados al nunca más. Trabajó con la Universidad Anáhuac México y la SEDENA en las Jornadas Regionales para la Prevención y Atención del Hostigamiento y Acoso Sexual (2018), impartiendo los talleres de Equidad de Género y Violencia a personal. Colaboró con el Departamento de Museos Nacionales del INAH en diversos proyectos de investigación museológica y montaje de nuevas salas permanentes en instituciones como el Museo Nacional del Virreinato en Tepotzotlán, exconvento de Yuriria en Guanajuato, exconvento de Actopan, Museo de la Lagunilla en Torreón, entre otros. En el marco del V° Congreso Internacional de Historia y Literatura. “La Historia y el recuerdo” organizado por la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC) celebrado en la Habana, Cuba; presentó la Ponencia Zapata vive, la lucha sigue. Mitos sobre la no muerte de Emiliano Zapata. Actualmente administra, impulsa y difunde los cursos en línea Teología para todos y trabaja en la segunda edición de Textos para el diálogo judeo-cristiano.

3 comentarios en «Maia Ajzen. Un ejemplo de vida»

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículos Relacionados: