Diario Judío México - Ante la falta de médicos pediatras que atiendan la salud de los 79 niños que viven en el penal de Santa Martha Acatitla, en compañía de sus madres que cumplen una condena, la fundación judía B’nai B’rith A.C. ofreció enviar periódicamente especialistas de manera gratuita.

Según las internas, son escasos los medicamentos en los servicios de salud del penal, y en especial los exclusivos para niños y bebés, por lo que padecimientos que parecieran fáciles de atender se han convertido en graves enfermedades, por la falta de atención pediátrica y malas condiciones del lugar.

Lucía, de 23 años, madre de cuatro hijos, es interna del penal y con ella vive el menor Mario, quien a sus dos años padece los insuficientes servicios médicos. “diarrea, infecciones en la garganta o de repente se llegan a caer y se lesionan o con la comida, luego se intoxican. Cuando tienen calentura no nos los reciben”, comentó aexcélsior, en medio de la vigilancia y acoso extremo de las custodias.

Según reportes del centro penitenciario, a los 79 menores de edad que viven ahí, pronto se le sumarán más, pues 49 internas están embarazadas y tras dar a luz deberán continuar con el cumplimiento de su condena, por lo que los bebés también se quedarán ahí.

Apoyados por la Comisión de derechos Humanos del dF, B’nui B’rith informó a las autoridades penitenciarias y a las propias reclusas el próximo inicio de servicios médicos de especialidad, durante la entrega de un acervo de dos mil 500 libros para la biblioteca del reclusorio, lo cual, prometieron, será el inicio de muchos otros apoyos.

Emilio Srougo Allami, presidente de B’nai B’rith, aseguró que la ayuda será continua e incluso ofreció apoyo a quienes salgan en libertad y necesiten reinsertarse activa y económicamente en la sociedad. Los libros abarcan temáticas académicas, literarias y de recreación, y buscan mejorar la educación de las internas; 20% es analfabeta.