Diario Judío México - Felicidades a las familias Rozenknopf Opalin.

Un nacimiento representa el principio de todo, es el milagro del presente y la esperanza del futuro.

¡Que tengan muchas najes!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDescanse en paz el Sr. Israel Ignacio Lifshitz Zamalin Z”L
Artículo siguienteMi sionismo y yo, capítulo 14
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.