Diario Judío México -

A mediados del pasado mes de julio se llevó a cabo en la ciudad de Bratislava, Eslovaquia el 3er encuentro anual entre judíos y musulmanes de todo el mundo, con el fin de establecer marcos de diálogo y elaborar proyectos de cooperación que fomenten el diálogo entre ambas partes. A dicha conferencia asistieron jóvenes de países como Marruecos, Libia, Inglaterra, Austria, Ucrania, Suiza, , , Territorios Palestinos, Estados Unidos, Paquistán, Afganistán, India, Irán, Eslovaquia, Jordania y México, entre otros.

A través de la Fundación Metta Saade, A.C., me informé de la convocatoria para la selección de los participantes para la conferencia de este año. El objetivo del proceso de selección era evaluar la trayectoria de los participantes en cuanto a temas de las relaciones entre judíos y musulmanes y medir los intereses de los posibles candidatos para la división en comités. La convocatoria fue lanzada alrededor de marzo y se extendió hasta finales de mayo. Los seleccionados para la conferencia fuimos informados a principios de junio. Dentro de la conferencia fui el único representante de México y de América Latina.

Como se expone en el sitio Web de la “MJC”, su objetivo es juntar a participantes judíos y musulmanes de todo el mundo para abordar temas que conciernen a la juventud judía y musulmana. Así, la meta principal es proveer a la próxima generación de una experiencia de aprendizaje para la vida con un enfoque positivo para el establecimiento de relaciones interculturales y mantener alianzas entre judíos y musulmanes. Todo esto lo buscan crear a través del intercambio de conocimiento, ideas y experiencias, así como a través de la búsqueda de acciones conjuntas y planeación de proyectos.

Con este objetivo la conferencia se dividió en ocho comités, cada uno de los cuales estaba enfocado en un aspecto de las relaciones entre musulmanes y judíos; por ejemplo, un comité estaba enfocado en el rol de la mujer y su empoderamiento, otro comité se dedicó a ver asuntos de negocios, otro analizaba aspectos artísticos, otro hablaba de narrativas positivas de las relaciones entre judíos y musulmanes a través de la historia. Personalmente participé en un comité llamado “Sustained Communitty Dialogue” (Establecimiento del diálogo comunitario), el cual tenía como propósito proporcionar técnicas y herramientas para desarrollar proyectos y estrategias de diálogo dentro de nuestras comunidades y en las relaciones con otras comunidades. El comité pretendía, a su vez, crear relaciones entre sus participantes para la elaboración de proyectos que puedan mejorar las relaciones entre judíos y musulmanes en todo el mundo.

En primer lugar, un enfoque importante de la MJC fue trabajar en el tema de los estereotipos y de qué forma poder quitar aquellos prejuicios con los que nos percibimos los judíos y musulmanes, los cuales a su vez afectan las relaciones entre todos. Esta primera actividad fue muy importante ya que sirvió para lograr un primer acercamiento y entender muchos de los estereotipos que tenemos los judíos de los musulmanes y viceversa. A partir de esta actividad la conferencia se dividió en los respectivos comités para trabajar en los temas específicos.

El comité en el que yo participé estuvo dirigido por una mujer eslovaca especialista en resolución de conflictos y un hombre de India que trabaja en escuelas de su país que centran su atención en la educación para la paz. Así, las primeras sesiones estuvieron destinadas a aprender técnicas de diálogo para poder establecer puntos de acuerdo, no sólo enfocadas en las relaciones entre judíos y musulmanes sino en todo tipo de asuntos. Con el correr de los días se subdividió el comité para trabajar en proyectos específicos enfocados a los temas de interés de los participantes.

Personalmente trabajé con Wasel y Said (dos chavos musulmanes de Libia y Marruecos), y con Esther y Shana (dos chavas judías de Suiza y Estados Unidos) con quienes en conjunto desarrollamos un proyecto llamado “Un diálogo visual para la paz” (A Visual Dialogue for Peace), que consiste en la realización de dibujos por parte de niños judíos y musulmanes, a través de los cuales deberán representar lo que para ellos significa la paz, iniciando en los países de los integrantes del comité. Una vez difundido el proyecto y realizados los dibujos se hará una selección de los más representativos y serán expuestos en cada uno de los cinco países. El proyecto se encuentra actualmente en desarrollo.

Durante la conferencia se llevaron a cabo a su vez diversas actividades generales para fomentar el diálogo en temas de interés más allá de los temas de cada comité. Una de estas actividades consistió en que todos los participantes podían poner temas para la realización de meses redondas de diálogo. De esta manera tuve la oportunidad de dirigir una mesa cuyo tópico fue “El conflicto palestino – israelí como foco de tensión entre judíos y musulmanes”. En este sentido pudimos ver cómo el conflicto entre y los palestinos define en cierta medida las relaciones entre judíos y musulmanes y genera focos de tensión en el campo de las relaciones humanas entre ambos pueblos.

También se realizaron diversas salidas a lugares, enfocadas en el tema de la conferencia. Una de éstas fue al centro de Bratislava y al edificio de la municipalidad de la ciudad, en donde se llevó a cabo la apertura oficial de la conferencia con la participación del alcalde. También visitamos un centro de rezo islámico y una antigua en el centro de la ciudad. Por último realizamos una visita a un centro enfocado al diálogo en la ciudad de Viena.

La conferencia culminó un viernes con las conclusiones generales del grupo pero sobre todo con una sensación de fraternidad entre todos los integrantes. Por último, se realizó el rezo de Shabat del cual los musulmanes fueron parte. Una vez que el ritual concluyó, los participantes musulmanes llevaron a cabo su oración de la noche y pudimos compartir esa experiencia única de intercambio tanto religioso como cultural.

Para finalizar, quiero agradecer a la Fundación Metta Saade por todo su apoyo para haber tenido la gran oportunidad de participar en la 3era Muslim Jewish Conference, así como invitar a todos los jóvenes que están interesados en el diálogo interreligioso-cultural a mantenerse informados y considerar la posibilidad de participar en las siguientes conferencias.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorTemas de Atención del 15 de octubre de 2012
Artículo siguienteLos estadounidenses Alvin Roth y Lloyd Shapley fueron premiados con el Nobel de Economía 2012