La pandemia Covid-19, más conocida como la propagación mundial de del virus Corona, ha cambiado el hábito de millones de personas en el mundo, especialmente de familias con hijos que no pueden enviar a sus niños de manera regular a las diferentes instituciones educativas, las cuales cerraron sus puertas para ayudar a detener esa propagación.

, fundación que atiende a más de 6000 niños de manera directa –provisionándolos con alimentos, vestimenta, apoyo educativo y psicológico y un hogar cálido-  decidió no cerrar sus puertas y seguir trabajando en pos de 1,840 alumnos que no tienen familia a dónde regresar. Esos niños de primaria, preparatoria y secundaria se dividieron en 2 grandes grupos. Niños que deben quedarse en el internado; y niños que  salen a sus “foster families”, familias que cuidan de esos niños durante los 365 dias de año. Maestros y pedagogos trabajan de manera constante para realizar actividades educativas y extracurriculares con el propósito de que los niños sigan los cursos de estudio, realicen actividad física, trabajen de manera cognitiva y sigan con una rutina que todo niño y adolescente necesita en su vida diaria.

Asimismo, en la Aldea Zoharim de , al sur de Jerusalem, màs de 100 alumnos de preparatoria y secundaria provenientes de familias ultra ortodoxas que no pueden salir a sus  hogares ya que no mantienen una buena relación con su núcleo familiar. Alli maestros y trabajadores sociales prepararon, provisionaron y acondicionaron la aldea para que esos jóvenes pasen su cuarentena ahí y no tengan que salir del espacio educativo. Estudio a distancia, trabajo en la granja, la carpintería y el establo, asi como actividades extra curriculares y ejercicios de educación física ayudan a los alumanos a manter la rutina de estudio y comportamiento.

Diario Judío México -

El Gran Rabino Grossman y todo su equipo de trabajo, labora día y noche para mejorar la aguda sensación de cuarentena que reina en y ayudar a miles de niños y familias en a mantener la esperanza de que pronto, primero Ds, todo volverá a la normalidad.

Los saluda con un cordial Shalom

Adrian List
Director para Amèrica Latina  

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorAniversario del atentado a la Embajada de Israel. Rescatista: “Soy un embajador de la memoria”
Artículo siguienteA pesar de nunca haber querido usar Yiddish, el Ministro de Salud de Israel se ha visto obligado a transmitir sus comunicados en este idioma
El solo acto de ayudar al prójimo, de escucharlo, de comprender sus penas y aflicciones, aunque sepamos que nuestra acción tenga pocas posibiildades de ser exitosa, es un trabajo largo y complejo, pero que al fin y al cabo nos llena de satisfacción y brinda la posibildad de ver milagros aqui y ahora.