Diario Judío México - Miroslava Stern, Actriz de la Época de Oro del Cine MexicanoMiroslava Stern Beka, (n. Praga, Checoslovaquia, el 27 de febrero de 1926 – Ciudad de , , 9 de marzo de 1955 ) fue una actriz y diva mexicana de origen checoeslovaco, perteneciente a la Época de Oro del Cine Mexicano y nominada al Ariel de la academia Mexicana de cine por su partipación en la cinta Las tres perfectas casadas dirigida por Roberto Gavaldón.

Fue hija adoptiva del doctor judío Oscar Stern y de la señora Miroslava Becková.

A pesar de la posición económica de la familia, esta se vio forzada a abandonar el país debido a las violentas persecuciones que los soldados nazis infligían en Checoeslovaquia.

El peregrinaje de la familia -que en alguna ocasión fue confinada a un campo de concentración-, se prolongó por algunos pueblos escandinavos antes de arribar a en el año de 1940.

En el año de 1944 murió la madre de Miroslava a raíz de un mal canceroso, lo que le propicia una profunda depresión, por lo que su padre decide enviarla a estudiar a Estados Unidos una carrera de decoración y arquitectura en Nueva York. Es ahí donde vive su primer intento de suicidio, aunque algunas versiones señalan que ya había intentado anteriormente suicidarse por la muerte de un novio soldado estadounidense con quien planeaba casarse en 1942.

En 1945 participa en un baile del Country Club de la Ciudad de en donde es elegida “reina”. Decide estudiar actuación con el maestro Seki Sano, y se enamora de uno de los discípulos de él, el actor y en aquel entonces estudiante de dirección de escena: Jesús Jaime Gómez Obregón, alias “El Bambi”, con quien contrajo nupcias el 2 de febrero de 1946, pero de quien se divorció en el mismo año.

La primera película en que participó fue Bodas trágicas en 1946, junto a Roberto Silva y Ernesto Alonso. La segunda fue el drama llamado Cinco rostros de mujer de ese mismo año.

En 1947, tuvo la oportunidad de tener un breve pero importante papel junto al ya famoso Mario Moreno “Cantinflas ” y Ángel Garasa en el film cómico ¡A volar joven!, que la catapultó a ser reconocida en otras latitudes. Ese año fue particularmente productivo para la actriz, al intervernir en otras tres películas mexicanas menores al hilo: Una aventura en la noche, Juan Charrasqueado y Nocturno de amor, en las que tuvo un rol protagónico. Además de ellas, tuvo su primero de tres rodajes en Hollywood con la cinta Adventures of Casanova.

Los años 1950 a 1953 fueron especialmente intensos en participaciones de la europea para el cine de oro mexicano, destacando 1951 con cinco películas estrenadas.

En 1950 Miroslava trabajó por segunda vez en el filme norteamericano con The brave bulls (Fiesta brava) publicada en 1951 y dirigida por Robert Rossen, con quién llevó una buena amistad. Rossen era considerado de ideas comunistas, por lo que pronto se corrió el rumor de que la actriz simpatizaba con la ideología comunista, sumado a su origen checo.

Miroslava no se distinguió precisamente por su gran capacidad histriónica, pero su presencia física era razón más que suficiente para lograr imponerse en el cine de una forma versátil.

En la vida privada fue de carácter irascible, nerviosa y contradictoria, pero en la pantalla grande sabía ser simpática y agradable, dándosele muy bien la comedia, con varios títulos a su haber: La muerte enamorada (1950); Ella y yo (1951), al lado de Pedro Armendáriz, con quién trabajó también en Juan Charrasqueado. Igualmente fueron comedias Sueños de gloria (1952), Más fuerte que el amor (1953) y La visita que no tocó el timbre (1954).

En el melodrama, que fueron la mayoría de sus restantes rodajes, también lució su belleza y su carácter fuerte, aunque terminaba por ser dominada y seducida por el galán de la película, como en La posesión (1949), dirigida por Julio Bracho, que es otro de sus buenos filmes, en el cual compartió créditos con Jorge Negrete.

Por otra parte, la popularidad alcanzada fuera de por algunas películas mexicanas del género de horror ha convertido a Miroslava en una especie de actriz-fetiche para públicos especializados. Éste es el caso de El monstruo resucitado (Doctor Crimen) (1953) y La muerte enamorada (1950), dos cintas de gran popularidad en años recientes.

A inicios de 1955, trabajó en la que fue su tercera y última película para Hollywood, llamada Stranger on Horseback, otro film del género western y el cual pasó sin mayor suceso para el público estadounidense, al igual que sus dos cintas anteriores.

Sus papeles más brillantes y recordados son en dos títulos que forman parte de las grandes películas del cine mexicano en su historia, como son la aclamada comedia Escuela de vagabundos (1954, al lado de Pedro Infante ) y una pequeña obra maestra de Luis Buñuel Ensayo de un crimen (1955); curiosamente fueron su penúltimo y último trabajos antes de su muerte prematura e inesperada a sus 30 años y en un momento en que su trayectoria empezaba a alcanzar mayores dimensiones, puesto que tenía proyectos pendientes en Hollywood y había firmado en para protagonizar Vainilla,bronce y morir, al lado de Ignacio López Tarso y la cómedia No es posible la luna conmigo protagonizada junto a Germán Valdés Tin Tan y su amiga Ninón Sevilla.

La carrera de Miroslava en realidad fue corta, pues sólo duró 9 años y su filmografía consta de 30 títulos, pero sin embargo fueron suficientes para que ella dejara una huella imborrable en el público, aunque hay que reconocer que nunca alcanzó la cima del estrellato a la manera de María Félix o Dolores del Río, quizás en parte a que la mayoría de sus filmes no se prestaban para ello.

En casi todos ellos, a Miroslava sólo se le utilizaba como un bello adorno para que lucieran sus galanes masculinos, como lo apuntó Carlos Monsivais en su ensayo “Miroslava: De la tragedia como perdurabilidad”.

En 1945 se casó con un miembro de una familia de la alta burguesía de la época y del cual se divorció al poco tiempo, al descubrir, según se decía, la homosexualidad de su pareja y que el matrimonio era sólo de conveniencia.

Obviamente que esta traumante experiencia dejó su huella en Miroslava, utilizándose por algunos, después de su muerte, como una explicación de su conducta errática, frágil y de temor ante la posibilidad de establecer relaciones sexuales con los hombres y se dijera que, prácticamente, buscaba seducir a casi todos sus coprotagonistas cinematográficos, aunque no lograra intimar de forma duradera con ninguno de ellos.

La relación con el torero español Dominguín —el padre de Miguel Bosé — se sitúa en 1954, luego de una visita de la actriz a la Plaza de Toros México. Allí entabla con él una amistad que pronto se transforma en una relación amorosa. Al ser nombrada representante del cine mexicano durante la muestra del Festival de Cine de Venecia Miroslava viaja a España donde es recibida por Dominguin quien decide llevarle primero a su finca Villa de la Paz, España, y después acompañarle a San Michelle de Capri, donde el torero español le obsequia un presente, prometiéndole amor eterno y una próxima boda con ella.

Regresó a México el 20 de diciembre de 1954 para continuar con su carrera filmográfica. Es el día 1 de marzo de 1955 cuando se entera de la boda de Luis Miguel Dominguín con la actriz Lucia Bosè celebrada en Nevada Estados Unidos, lo que le motiva una crisis depresiva severa que la orilla a aislarse del medio.

El escenario final: ¿suicidio o accidente? La confusa situación en que ocurrió la repentina muerte de Miroslava alimentó una serie de especulaciones, la mayoría versiones nunca esclarecidas ni contundentes, en vista de lo ya distante en el tiempo del hecho acontecido.

Además, se atribuyó a la falta de datos exactos en esa época que ayuderan a determinar lo que sucedió ese día del 9 de marzo de 1955.

Según la versión más aceptada y oficial de acuerdo a su ama de llaves -la señora Rosario Navarro viuda de Nava-, Miroslava regresó a su domicilio, ubicado en la calle de Kepler número 83 en Polanco, el día 8 de marzo de 1955, hundida en una profunda tristeza que le agobiaba desde días antes, por lo que le pidió que se retirara de sus labores por lo menos durante uno o dos días.

Miroslava solamente bajó de su alcoba en una ocasión para beber un vaso de leche. Al siguiente día regresó el ama de llaves para reportarse con Miroslava, a lo que la actriz repondió recordádole lo que le había pedido el día anterior, y después de un lapso de silencio le pidió que si llegaba el señor Oscar le dijera que no estaba en la casa.

El día jueves 10 de marzo a las 11 de la mañana el ama de llaves llamó insistentemente a la habitación de la actriz, quien no respondió, por lo que la empleada pensó que su patrona se encontraba dormida; a las 12 del día nuevamente llamó pero al no haber respuesta de Miroslava la señora Rosario se dio a la tarea de localizar al señor Oscar Stern infructuosamente, sin embargo localizó a la actriz Ninón Sevilla, y juntas abrieron la puerta de la habitación. Miroslava había muerto.

El cuerpo de la actriz yacía inerte sosteniendo con su mano derecha una fotografía tamaño postal con su imagen al lado de Dominguín y la abuela de éste.

Se encontraron además, una caja de medicamento Ayerlucin (un barbitúrico ), un frasco conteniendo otro medicamento de nombre Dodecalivez y tres cartas póstumas. El cuerpo de Miroslava fue trasladado a una agencia funeraria donde la actriz Dolores Camarillo Fraustita lo maquilló por última vez; finalmente, fue trasladado al Panteón Francés de la Piedad, donde fue cremado y donde sus cenizas permanecieron durante mucho tiempo en la Cripta Osario, en el nicho 104.

Filmografía

(En México)

  • Bodas trágicas (1946)
  • Cinco rostros de mujer (1946)
  • ¡A volar, joven! (1947)
  • Una aventura en la noche (1947)
  • Juan Charrasqueado (1947)
  • Nocturno de amor (1947)
  • Secreto entre mujeres (1948)
  • La liga de las muchachas (1949)
  • La casa chica (1949)
  • La posesión (1949)
  • La muerte enamorada (1950)
  • Monte de Piedad (1950)
  • Trotacalles (1951)
  • Cárcel de mujeres (1951)
  • Ella y yo (1951)
  • El puerto de los siete vicios (1951)
  • Dos caras tiene el destino (1951)
  • La bestia magnífica (1952)
  • Sueños de gloria (1952)
  • Las tres perfectas casadas (1952)
  • Música, mujeres y amor (1953)
  • Más fuerte que el amor (1953)
  • El monstruo resucitado (1953)
  • Reportaje (1953)
  • La visita que no tocó el timbre (1954)
  • Escuela de vagabundos (1954)
  • Ensayo de un crimen (1955)
  • Documentales
  • Torero
  • El charro inmortal

En Hollywood

  • Adventures of Casanova (1947)
  • The Brave Bulls (1951)
  • Stranger on Horseback (1955)

Reconocimientos

  • Premios Ariel

Nominada por: Miriam Zachs

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. Forum:
      Que  pena  que  una  joven  tan  bella  y  carismatica  haya  muerto  tan  joven.  Desgraciadamente  las  huellas  del sufrimiento  como  judia  europea  durante  la SEGUNDA GUERRA  MUNDIAL,  dejaron  tragedia  y depresiones  en  su  vida…
       Ayer y  hoy  siempre  dolera  una  promesa  de  amor,  incumplida!  Mi  madre  es  admiradora  de  ella,  Miroslava  (Q.E.P.D.)…y  Mi  madre  es  de  la  opinion  que  la  desilucion  y   depresiones   terminaron  con  su  vida.  Me  encantaria  ver  una  de  sus  peliculas.  Gracias.

Deja tu Comentario

Artículo anteriorAbraham Romanowsky, a Mexican Jewish Immigrant Success Story
Artículo siguienteEstados Unidos derrota a Argentina en soccer en la Macabeada