¡Así estuvo la campaña de vacunación contra COVID-19 en Miguel Hidalgo!

El pasado 8 de marzo inició la Fase 3 del Plan Nacional de Vacunación en Adultos Mayores en la Ciudad de México (contra COVID-19), y en esta etapa, tocó el turno a las Alcaldías de Miguel Hidalgo y Azcapotzalco. Dado que muchos integrantes de nuestra Comunidad residen en Miguel Hidalgo, ésta fue una oportunidad para que nuestros socios puedan participar en la campaña de vacunación en México.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el objetivo de esta Fase 3 es vacunar a 165,556 mil adultos de 60 ó más años de edad, residentes de las Alcaldías antes mencionadas, entre el 8 y el 16 de marzo de este año.

El operativo en Miguel Hidalgo contó con dos sedes: una en el Campo Marte y otra en la Benemérita Escuela Nacional de Maestros. En total, la Alcaldía desplegó 45 células de vacunación por sede, con una capacidad de 5,400 diarias en cada una. La campaña incluyó también brigadas móviles para atención domiciliaria a adultos con limitaciones de movilidad. La vacuna que se asignó para estas Alcaldías es la de Pfizer-BioNTech, que comprende dos dosis (con un intervalo máximo entre ambas de 45 días).

El 9 marzo, el Sr. Jacobo Cheja Mizrahi, Presidente de Alianza , asistió al Campo Marte para hacer un recorrido, acompañado de algunos altos funcionarios, tanto del Gobierno de México como del Gobierno de la Ciudad de México. Lo acompañó el Mtro. Juan Antonio Ferrer Aguilar, Director del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI); el Dr. Víctor Hugo Borja Aburto, quien recientemente fue nombrado Coordinador del INSABI luego de su gestión como Director de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social; así como por el Mtro. Carlos Alberto Ulloa Pérez, Secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, y ex Secretario Particular de la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo.

En el recorrido, el Sr. Cheja tuvo la oportunidad de ver y saludar a varios miembros de Monte Sinai, quienes habían acudido para recibir su vacuna. Los funcionarios que lo acompañaron demostraron la gran labor de logística y coordinación que hay detrás de la campaña de vacunación, así como los controles sanitarios y de seguridad con los que cuenta la sede.

“Debemos reconocer cuando las cosas se hacen bien, y debemos aplaudir y agradecer, tanto al Gobierno Federal y a la Secretaría de Salud, como al INSABI, y por supuesto, al Gobierno de la Ciudad de México”, dijo el Sr. Cheja. “El ejercito de gente que está ahí trabajando es impresionante, cientos de personas a cargo de todo el proceso para vacunar, en primera instancia, a nuestros adultos mayores, y eventualmente al resto de la población, ya que la vacunación es la mejor manera de ponerle fin a esta pandemia”, agregó.

Cabe mencionar que, como fue dado a conocer en el Comunicado 43 del Comité Central de la Comunidad Judía de México, esta institución mantuvo pláticas con las autoridades de gobierno, en las que ofreció apoyar con algunas de las instalaciones de la Comunidad para usarse como centros de vacunación. Sin embargo, cada Alcaldía y Municipio es responsable de establecer los lugares apropiados para esta labor, por lo que en dicho comunicado, el Comité Central exhortó a los miembros de las distintas Comunidades, a que asistan a vacunarse en el día y lugar que les corresponda.

Por cierto, es importante señalar la gran labor que ha estado realizando la Coordinación de Atención a Socios de Alianza Monte Sinai, en la tarea de registrar a nuestros socios con la Secretaría de Salud. Esta labor, realizada por un dedicado equipo bajo la supervisión de la Lic. Lina Mussali de Kably y el Lic. Isaac Tbeile Duek, ha sido un gran apoyo para nuestros socios, pues les facilita el trámite de vacunación.

En las próximas semanas, tanto la Ciudad de México como el Estado de México estarán recibiendo nuevos cargamentos de adquiridas por el Gobierno de México a través de la Secretaría de Salud. Tan pronto se cuente con las fechas exactas en las Alcaldías y Municipios donde la Comunidad Judía de México tiene presencia, Alianza y el Comité Central estarán notificando a sus socios de las fechas y Unidades Vacunadoras que les corresponden.

Invitamos a las y los integrantes de nuestra Comunidad a mantenerse al pendiente de los avisos, tanto del Comité Central como de Monte Sinai, y por supuesto, de los comunicados oficiales de gobierno, para que acudan a vacunarse cuando les toque.

 

Testimonios

“Tuve el agrado de haber asistido al Campo Marte para poder corroborar personalmente cómo va el Plan Nacional de Vacunación en Adultos Mayores, concretamente en Miguel Hidalgo; y pude verificar que es extraordinario cómo está implementado todo el proceso, el orden, la limpieza, y por supuesto el cuidado de los adultos mayores. ¡Hasta los pusieron a bailar! Se respiraba buen humor y alegría.
 
Debemos reconocer cuando las cosas se hacen bien, y debemos aplaudir y agradecer, tanto al Gobierno Federal y a la Secretaría de Salud, como al INSABI, y por supuesto, al Gobierno de la Ciudad de México. El ejercito de gente que está ahí trabajando es impresionante, cientos de personas a cargo de todo el proceso para vacunar, en primera instancia, a nuestros adultos mayores, y eventualmente al resto de la población, ya que la vacunación es la mejor manera de ponerle fin a esta pandemia.
 
Invitó a la gente a que no deje de asistir a sus citas, cuando les toque. Por cierto, tuve el gusto de ver a muchos miembros de nuestra Comunidad, de acercarme a ellos y platicar un poco. Hemos recibido muchas muestras de gratitud y de felicidad, la gente lloraba de alegría y de emoción ante la posibilidad de salir delante de esta pandemia. Y en este sentido, quiero reconocer y agradecer también la gran labor que ha venido realizando el Comité Central de la Comunidad Judía de México y al equipo de Jerum; por supuesto, a mi amigo el Arq. Marcos Shabot Zonana y a los Presidentes de las Comunidades hermanas. ¡Éste es un gran momento para todos los mexicanos!”

Jacobo Cheja Mizrahi
Presidente
Alianza

 

“Avanzamos en la vacunación. Con gran calidad y calidez, fui vacunado el día de hoy de acuerdo a la norma (Alcaldía, edad, e índice alfabético). La experiencia fue muy satisfactoria, ya que en México se está avanzando para crear una inmunidad colectiva, y en breve poder terminar con esta terrible pandemia. ¡Muchas gracias al Mtro. Juan Antonio Ferrer Aguilar, así como al Dr. Víctor Hugo Borja Aburto, y al Sr. Jacobo Cheja Mizrahi!”

Dr. José Halabe Cherem
Presidente
Academia Nacional de Medicina en México

 

“Fui con mi mamá, Raquel Mustri, y pues, muy buen servicio en la vacunación, muy organizado. Cuando llegamos, luego luego pasó a su hora, aunque sí había mucha gente. ¡Muy amables todos y muy cálidos!”

David Mustri Alfíe

“Recibí ya mis dos dosis de Pfizer, y me tocaron por ser parte del Centro Médico ABC. La logística fue bastante buena. Llegando ahí nos formaron en filas y nos asignaron un número. Te iban preguntando si tienes alguna alergia, si estás embarazada o lactando, etc. Nos registraron, y luego, en 4 ó 5 módulos pasabas a vacunarte. Luego te pasaban a un área de observación, para monitorearte por unos 20 ó 30 minutos para ver si se presentaba una reacción alérgica. Es muy importante esto, ya que si llega a presentarse alguna reacción, normalmente sucede en esos primeros minutos, y en ese caso, se requiere de atención inmediata. Si algún paciente tuviera esta eventualidad, están ahí los médicos para poder auxiliarlo. Yo me sentí bastante bien. En la primera dosis sí tuvo un ligero dolor en el brazo, y en la segunda, algo de cansancio y también algo dolor en el brazo. Pero la verdad me siento muy contenta de haberme podido vacunar. Las que están llegando son, en general muy buenas, han sido ya probadas en una gran cantidad de personas, y se ha visto que son muy efectivas y muy seguras. ¡Esperamos que muy pronto podamos ya estar todos vacunados!”

Dra. Jessica Naanous Rayek

 

“La fila avanzaba muy rápido, nos checaron la identificación y el comprobante de domicilio, y cuando menos nos dimos cuenta, en 10 minutos, ya estábamos sentadas llenando unas hojas blancas con nuestros datos. Luego pasabas a otra área y te daban una botella de agua, una alegría y una naranja como refrigerio. Había unas siete filas para ya recibir la vacuna, todo rapidísimo. Al final, mientras estábamos en observación, te hacían ejercicios y había musiquita, ¡no sabes qué entretenido! De veras, ¡una experiencia muy agradable!”

Rosa Halabe de Penhos

 

“Hoy me tocó ir a vacunarme al Campo Marte. Llegue a las 2:45 de la tarde, habíamos unas 150 ó 200 personas formadas, pero en menos de 5 minutos llegué al área de recepción, donde me entregaron una botella de agua y me asignaron a un tablón, donde te piden el INE y te hacen un cuestionario de salud. Y así, sin más, en una línea de espera de menos de un minuto, ya estaba sentada con el personal médico, con el brazo izquierdo listo para la aplicación de la vacuna Pfizer.

Al levantarme de la silla, un grupo de personas con chalecos verdes te dirigían al área de observación, en un orden preciso de cómo íbamos saliendo. Las sillas en línea perfecta, con metro y medio de distancia. Te piden tu cartilla u hojas de registro, y te dan la fecha para la segunda dosis. Mínimo había unos 20 ó 30 médicos preguntando cómo te sientes y si tienes alguna molestia. Y para cerrar con broche de oro, había un maestro de gimnasia invitándote a hacer algunos ejercicios de respiración y de brazos, para luego despedirte y pedirte que desalojes el área. También en la entrada había unas 10 sillas de rueda disponibles para quien necesitara.

A la Alcaldía Miguel Hidalgo y a Claudia Sheinbaum, quiero felicitarlos y agradecerles. Todo el procedimiento fue de 35 minutos, con un orden, limpieza, cortesía y organización impresionante. D’os quiera que toda la población de México tenga la oportunidad de ser vacunada, y que la salud llegue a todos, no solo en las ciudades grandes sino hasta el último rincón de México.”

Alegre Smeke

 

“Mis hijos me ayudaron a sacar mi cita para la vacunación, y me tocó acudir el jueves 11 de marzo a Campo Marte.

Llegamos y luego luego se acercó una persona a ofrecerme una silla de ruedas para llevarme al lugar de registro de datos, y después al área de vacunación. La verdad es que todo fue tan rápido y sencillo, y  en pocos minutos ya estaba vacunada y sin dolor. Después pasé al área de observación y esperamos 20 minutos a ver cómo me sentía. La verdad me sentí muy bien, no tuve ninguna reacción. Pasado ese tiempo, la misma persona que me recogió en silla de ruedas, me regresó a donde ya me esperaban mis hijos. ¡Todo el proceso duró no más de 1 hora!”

Raquel Idi