Diario Judío México - Moshe-KaimanRab Moshé Kaiman Z”L, Shelit”a, nació en Stutchin, Polonia, en 1914.

Fue hijo de Rabí Jaim Eliezer Kaiman, Z”L que fuera el famoso Maguid de Stutchin y que falleciera inesperadamente a los 58 años de edad un Erev Shabat, dando una Derashá en un Bet Hakenéset.

Rab Moshé estudió en la Yeshivá de Novardhok en la ciudad de Bialostock. Entró ahí un día después de cumplir Bar Mitzvá.

El Rosh Yeshivá era Rab Abraham Yafén, Z”L, quien fue sin duda uno de los Guedolé Hador. Rab Moshé estudió junto con el Steipler (1899-1985), Z”L, cuando el Mashguíaj Rujaní era Rab Movshovitz, Z”’L.

En su libro, Rab Abraham Yafén, al hablar de Rab Moshé Kaiman, lo describe como: “El joven Habakí (experto), Yodea Dehá (sabio), Hajarif (genial)”.

Cuando Rab Moshé Kaiman tenía tan sólo 18 años, el Rosh Yeshivá hizo una reunión con toda la Yeshivá y dijo que quería dar Semijá al mejor de los Bajurim.

¿A quién se refería? A una verdadera luz del Pueblo de que hoy ilumina al mundo con su Torá: Rab Moshé Kaiman, Shelit”a.

Estudia solo en su casita de la calle de Alaska, en Monterrey, Nuevo León, . A sus 96 años, Rab Moshé platica su vida y el largo trayecto para mantener una comunidad, como manda nuestra Torá y la vida judía.

Sobre esto puede decirse: “Quien es sabio y comprenderá estas ideas; juicioso y las conocerá”.

En los tiempos de la Yeshivá en Europa, Rab Yafén mandó a Rab Kaiman a fundar Yeshivot de Novardhok Bet Yosef en diferentes puntos del continente. Rab Moshé fue de lugar en lugar cumpliendo este noble cometido.

En una ocasión preguntó a su Rosh Yeshivá:

—¿Por qué siempre me manda a mí a fundar las Yeshivot?

Rab Abraham le contestó:

—Porque siempre les agrada tu Dérej Éretz, tu delicadeza y el Irat Shamáim (temor al cielo) con que lo haces.

Una de las más importantes Yeshivot que fundó fue “Yeshivat Novardhok Bet Yosef” en Pulove, Polonia, en 1938.

Cuando el Rab de Cloizenburg (Rab Yekutiel Yehudá Alberstam, 1904-1994), Z”L. (que estuviera en en dos ocasiones y que viajó a Monterrey a saludar a Rab Moshé Kaiman) le reiteró que debería irse a vivir a , ya que un Gadol de su calibre tenía que vivir en Éretz Hakódesh, Rab Moshé Kaiman le respondió:

—El capitán no puede abandonar su barco, ni a sus marineros.

¿Cómo no decir: “Quien es sabio y comprenderá estas ideas; juicioso y las conocerá”?

Rab Kaiman huyó de Europa durante la Segunda Guerra Mundial, la cual dejó una honda marca en él: sus padres, sus hermanos y la familia de su esposa fueron asesinados por los Nazis en el campo de concentración de Auschwit.

En 1941, llega a Cuba, en donde es contratado como Rabino. Sus hijos nacen allí.

Llegó a Monterrey traído de Cuba en 1945. Entonces recibió en la Habana una carta de un viejo vecino amigo de Stutchin, el Señor Najum Wengrowsky, Z”L que lo invitó a ser rabino de la comunidad de Monterrey, . A su arribo se reunió con la mesa directiva y les dijo:

—Estoy dispuesto a luchar con ustedes hasta el fin, con la condición que me den un Shul (templo), una Mikvé, una escuela y una carnicería (ya que entonces aún no había nada). Si acceden, me quedo; si no, me voy mañana. Ellos, al ver su rectitud, aceptaron.

Después de muchos años, el mismo Rab Abraham Yafén invitó a Rab Moshé Kaiman a ser Mashguíaj de la Yeshivá en , pero Rab Moshé se negó, por su mismo amor a su gente:

—Soy el Rab de Monterrey. Yo aquí me quedo.

“Quien es sabio y comprenderá estas ideas; juicioso y las conocerá.”

Después de 66 años de ser rabino de la comunidad de Monterrey, me contó orgulloso que nunca ha dado un Guet (divorcio). En muchas ocasiones vinieron a verlo parejas
separadas, peleadas o en conflicto. “¡Divórcienos!”, fue el común denominador. El gran Rab Moshé les explicó que no era correcto, que había que luchar por estar juntos y que no creyeran que con otra persona sería mejor; sólo sería peor. Siempre los convenció para salir adelante.

Nunca hizo un matrimonio mixto. Siempre trazó su línea recta, la cual enseña que, en este sentido, sólo el matrimonio entre Yehudim conserva y persevera la existencia del pueblo judío y la unión familiar.

Nunca hizo un Berit Milá de un matrimonio mixto, en el que la madre fuera gentil.

En una ocasión, en 1945, cuando Rab Kaiman acababa de llegar de Cuba, llegó un Yehudí casado con una Goyá (gentil) a verlo, y le dijo:

– Rabino, si no le hace el Berit a mi hijo, ¡lo deporto! Usted está obligado por la ley del país a circuncidarlo.

Rab Moshé le contestó:

– De ninguna manera; yo no voy a hacerlo. Si me va a deportar, hágalo a , por favor.

“Quien es sabio y comprenderá estas ideas; juicioso y las conocerá.”

Ha sido condecorado por el gobierno de con tres grandes medallas de honor. Es reconocida su grandeza por Yehudim y también por Goim, los cuales vienen a su casa a pedir su consejo y bendición.

Yo, en lo personal, tuve el mérito de que él me casara con mi querida esposa Jenny. Siempre he mantenido con él una estrecha comunicación. Apenas le pregunté: “¿Cuál es la forma en que debe ser un rabino de una comunidad?”; me respondió: “Hay que ser como un padre, querer a todos por igual. Ricos, pobres, sanos, enfermos, niños, grandes, ancianos, etc. No hacer distinciones entre la gente, ya que las diferencias nos alejan del prójimo. Para Hashem (D-os) todos somos iguales, no debe haber diferencias.

Siempre hay que tratar de explicar las cosas hablando con la gente.

Tratar y tratar, hablando; explicar una y otra vez; no darse por vencido y nunca ceder a nuestros principios. Así debe ser un Rab de una comunidad, de una Yeshivá o de un Kolel”.

Sobre Rab Moshé Kaiman, se aplica ampliamente el Pasuk:

Quien es sabio y comprenderá estas ideas; juicioso y las conocerá”.

El rabino Moisés Kaiman fue guía espiritual de la comunidad judía de Monterrey desde 1944 hasta su muerte el 22 de Enero de 2012 a los 97 años de edad. Dado el pequeño número de integrantes y los limitados recursos de la comunidad, no solo realizó sus labores como rabino, sino muchas otras labores como las de jazán, moyel, shojet, lerer, etc. Sus casi 68 años como rabino de la comunidad judía de Monterey lo convierten en el rabino con más años de servicio en el mundo.

Rab Moisés Kaiman decide adoptar la ciudadanía del pais que lo acogió, convirtiéndose en ciudadano mexicano en 1993.

Su labor espiritual no se limitó a la comunidad judía. Desde su llegada estableció una relación cordial con miembros de otras religiones y con la comunidad local en general promoviendo la coexistencia pacífica y el diálogo interreligioso, estableciendo una de “puertas abiertas”, recibiendo visitantes de todas las religiones diariamente. Mantuvo una cercana amistad con el Arzobispo y Cardenal Adolfo Suárez Rivera, quien se refería a él como “hermano”. Mantuvo también lazos de amistad con el Cardenal Francisco Robles Ortega, quien es actualmente Arzobispo de Guadalajara. Fue también parte del Comité que recibió al Papa juan Pablo II en sus dos visitas a la ciudad y recibió una carta de agradecimiento por la Biblia en hebreo que le obsequió al Papa.

En la década de los 40s escribió para el semanario yiddish Di Shtime. Entre 1993 y 2006 escribió una popular columna semanal, –Desde la Sinagoga en el diario local El Norte donde daba consejos sobre problemas de la vida diaria. De 2007 a 2009 escribió Cartas de la Sinagoga para el mismo diario. También colaboró para El Porvenir, El Diario de Monterrey y para el neoyorquino Algemeiner Journal.

Moisés Kaiman partió al Gal Edén el 22 de enero de 2012 de complicaciones por una pulmonía.

Trabajos publicados

Rabbi Kaiman es autor de seis libros:

  • Consejos bíblicos para la familia
  • ¿Cuál es el buen camino?
  • ¿Quién no quiere vivir bien?
  • La estrella de David
  • Amarás a tu prójimo como a ti mismo
  • Todos somos hijos de un solo D-os

Reconocimientos

  • Medalla al Mérito Diego de Montemayor, otorgada por la Ciudad de Monterrey en 1993.
  • Medalla al Mérito Cívico Presea Estado de Nuevo León otorgada po el gobierno estatal en 2005.
  • Una plaza en el Parque Fundidora lleva su nombre desde 2009 como una iniciativa del Consejo Interreligioso de Nuevo León.
  • Decano del Consejo Interreligioso del Gobierno del Estado de Nuevo León.

 

Fuentes: Mishkenot Shimon. Reflexiones de Musar sobre las Parashiot (Jamishá Jumshé Torá) por Shimon Alkon

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSi Fredo Corleone gobernara Venezuela… o lo hace?
Artículo siguienteTiempos de milagros en épocas de inocencia