Diario Judío México - Si estudias arte e innovación, a menudo encontrarás que es una aleación de diferentes culturas y disciplinas. Y pocas personas tienen la mezcla perfecta que Noe Katz.

El padre de Katz estaba en el negocio de los diamantes en Polonia. Pero, como muchos judíos en la década de 1940, tuvo que irse para sobrevivir y cuando los barcos no pudieron llegar a Nueva York, Moses Katz se encontró en Cuba y, finalmente, en la Ciudad de , donde nació Noe en 1953.

La madre de Noe incursionó en el arte de la música.

“Ella interpretó a la bella Mozart y Beethoven”, dice.

Eso inspiró a Noe a aprender a tocar la guitarra clásica y eso le abrió los ojos.

“Me di cuenta de que soy un artista cuando era niño”, dice.

La clave de sus esculturas, murales y pinturas es “Imaginación”, dice. “Puedo estar viajando o puedo estar en la calle y miro algo en la calle e imagino cosas”.

Su arte a menudo gira en torno a su particular representación de personas, una mirada única que no verá de ningún otro artista, y su obra ha sido mostrada y vendida en galerías de Europa, Estados Unidos, y un mural en particular, es un gran golpeó en Japón, como el muro de entrada al Museo Tokoro.

“Cuando llega la inspiración, nunca se sabe. Increíble”, dice.

Un artista de su renombre, esperaría vivir en París o Nueva York. Pero Noe y su familia viven en Greensboro, donde el estilo de vida y las escuelas les quedan mucho mejor.

Vea su trabajo, en esta edición del Informe Buckley.

FuenteFox 8
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorHomero y los Simpsons felices con la aparición de la actriz Israeli Gal Gadot
Artículo siguienteJudíos y musulmanes, invitados a la toma de posesión del Cardenal Retes