Diario Judío México - Haciendo historia Emmanuel “El Chivo” Lubezki se lleva su tercer Oscar al hilo por mejor fotografía en “El Renacido”. Lubezki pone de nuevo en alto el nombre de y se convierte en uno de los mejores fotógrafos de la industria.

El ocho veces postulado antes obtuvó el premio por su trabajo en filmes de cineastas mexicanos: “Birdman”, también de Alejandro González Iñárritu, y “Gravity”, de Alfonso Cuarón.

Siendo el humorista afroamericano Chris Rock el maestro de ceremonias de la 88va edición de los premios Oscar, se esperaba un toque de sarcasmo más que de humor para el inicio, cuando anunció “bienvenidos a los premios blancos del cine”, una manera directa de protestar contra la falta de nominados afroamericanos.

Ciertamente, Rock admitió que ha habido más de 70 ceremonias del Oscar donde no hubo diversidad, pero tampoco protestas, porque los estadouniudenses de raza negra estaban “protestando por otras cosas”.

Ya Rock había dejado una frase para calentar el ambiente: “La única razón por la que estoy aquí es por la renuncia de Ellen DeGeneres”.

El humor y la música no podían faltar este domingo en Los Ángeles, ya no solo en la ostensible reivindicación de la diversidad en Hollywood, sino en cada anuncio de los nominados de las diversas categorías y, por supuesto, cada ganador y su discurso.

Para subrayar el tema del año en el Oscar, hubo una parodia en la que actores afroamericanos reemplazaron a los principales actores de las películas nominadas, que incluyó a una exmaestra de ceremonias, Whoopi Goldberg, así como Kevin Hart.

Por el lado de las nominaciones, la brutal saga fronteriza “The Revenant” de Alejandro González Iñárritu encabeza la lista de nominados al Oscar con 12 candidaturas. En los apartados de actuación, nuevamente solo actores de raza blancas fueron postulados.