Diario Judío México - Cientos de personas acompañaron a hasta su última morada. Pero solo unas personas tuvieron el privilegio de tocarlo.

Ari Borovoy fue el encargado de preparar el cuerpo de antes de ser sepultado como lo dictan las leyes judías, según informa el diario Reforma.

De acuerdo con el medio, el cantante y su hermano Jack fueron los últimos en tener contacto con el cuerpo del periodista como parte de su labor en la brigada Jevrá Kadishá, que en hebreo significa “Amigos Sagrados”.

Siguiendo la tradición judía, las manos de los hermanos Borovoy fueron las últimas en tocarlo, pues ni su familia tiene acceso al cuerpo antes de ser sepultado; según explicó una persona allegada al también productor musical.

El ritual de “preparación” dura alrededor de una hora con 15 minutos y consiste en llevar a cabo la Tahará (purificación), que implica limpiar a profundidad el cuerpo para alistarlo hacia el sepulcro, explica el diario. Si el fallecido es hombre, entonces este baño deberá ser realizado sólo por hombres y si el fallecido es mujer, serán las quienes la bañarán.

Ari y su hermano cumplen esta función tras el fallecimiento de su padre y por designación del jefe de congregación a la que pertenecen.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDescanse en paz el Sr. José Birman Adler Z”L
Artículo siguienteMila Kunis y Ashton Kutcher se casaron este fin de semana
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.