• El Realizador Mauricio Fernández, Abordará el Pensamiento Audiovisual del Cineasta

El cineasta Mauricio Fernández Ledesma prepara su tercer documental que, bajo el título de Eisenstein a través del ojo documental, analizará a manera de caso paradigmático la temática y el impacto cultural e iconográfico del trabajo realizado por Sergei Eisenstein en en el periodo 1931-1932.

Con apoyo del Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico (PECDA), el realizador jalisciense alista el filme que, junto a una investigación, le servirán para obtener el doctorado por el Departamento de , Medios Comunicación y Estudios Culturales de la Facultad de Artes de la Universidad de Macquarie en Sidney, Australia.

En entrevista con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Mauricio Fernández precisó que la pieza documental abordará el fenómeno del pensamiento audiovisual del cineasta ruso, pues “sostengo que se puede pensar en términos de imagen, sonido y montaje y utilizando como referencia la experiencia de Sergei Eisenstein en 1931-32, cuando vino a hacer ¡Qué viva ! al país”.

Señaló que en el caso de Eisenstein, a la par de su labor como realizador, con todas las películas que hizo, incluso las que no llegó a terminar, como es ¡Qué viva !, tuvo una actividad muy fructífera como teórico, por lo cual permite ver no solamente la obra terminada, sino el camino que siguió hasta la cristalización de sus ideas.

“Entonces hay tres puntales: el aspecto cinematográfico, el teórico son los dibujos que hacía, entonces el dibujo es un poco como la bisagra del pensamiento abstracto y por ponerlo de algún modo escrito o verbalizado, y la obra fílmica. Lo que estoy haciendo es seguir los pasos de Eisenstein por en su mismo itinerario que tuvo en los años treinta”.

El propósito para el aspirante al grado de doctor es tratar de entender cuáles fueron las impresiones del realizador ruso, a partir de una investigación historiográfica, para volcarlas en el documental “utilizando las teorías del montaje de Eisenstein para hacer un comentario sobre el país, tomando como referencia lo que Eisenstein encontró en 1931, del posrevolucionario, que estaba como floreciendo y el que tenemos ahora”.

Para ello utilizará los dibujos que hacía el cineasta ruso para expresar sus ideas y que después desarrollaba con la cámara, en un ejercicio de montaje dialéctico que es la teoría de Eisenstein sobre la edición, en una cuestión más ensayística y de expresión.

Mauricio Fernández apuntó que en el documental abordará los “mundos temáticos que le llamaron la atención a Eisenstein, un poco para redescubrir los temas, como la religión, la justicia social, el mundo prehispánico y todo, pero en nuestros días”.

Por otro lado, señaló que decidió dedicarse al estudio del cineasta ruso porque si bien no hizo tantas películas, su realización fue de suma importancia y junto con su producción editorial, de ensayos y textos, le permitían contar con distintos indicadores de su proceso de creación y su pensamiento audiovisual.

“Es uno de los realizadores más importantes en la historia del cine, no es cualquier director que se le ocurrió hacer cosas, sino que es fundamental para cómo se desarrolló el lenguaje del medio”, además de que utilizando el concepto de etnografía doméstica, de investigación hacia el grupo al que uno pertenece, pues su abuela participó en la película, pues fue la actriz principal del episodio del maguey que sí se logró terminar.

Para la realización de este filme el cineasta destacó que la beca del PECDA que le fue otorgada para el desarrollo del proyecto le ha sido de gran utilidad para cubrir gastos de manutención en Australia, pero también para viajar en México.

“Me ha dado como mucha libertad para moverme dentro del país con esos fondos (…). Estoy visitando los lugares, conociendo gente, elaborando notas, haciendo investigación hemerográfica, filmográfica, bibliográfica del país, porque ya estuve un año en Australia quemándome las pestañas con toda la otra parte más teórica”.

A partir de este cúmulo de información, Mauricio Fernández alistará la filmación que iniciará el próximo año y que le llevará alrededor de cuatro meses, con el propósito de tener el documental que tendrá una duración de 52 minutos, durante el primer semestre de 2016.

Será el tercer documental del cineasta, luego de haber realizado Aquí sobre la tierra, el cual habla de la migración indígena en el país y de Hasta el fin de los días, sobre el trabajo del Instituto de Ciencias Forenses de Jalisco, el cual aún circula en festivales internacionales.

Ahora se ha volcado a la investigación de Eisenstein, porque “lo que se ha visto mucho de él es la parte histórica, la repercusión que tiene en la cinematografía nacional y mundial, porque de alguna manera funda las bases de la identidad cinematográfica que después ya se fue desarrollando”.

Sin embargo, dijo, “a mí me interesa más buscar la parte que no está tan explorada, que es cómo incorporaba y articulaba estos estímulos, cómo se relacionó con la realidad mexicana que era totalmente distinta de la rusa y sigue siendo, para crear un enunciado, una película coherente, consistente y con tanta fuerza. Digamos que me estoy yendo no de Eisenstein hacia la película, sino a Eisenstein antes de la película, cómo la ideó, cómo entendió México y cómo logró traducir ese pensamiento en imágenes”.

AGB

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLas ideologías dominantes y sus posibles estragos
Artículo siguienteLibro “How The Jews Defeated Hitler”, de Benjamin Ginsberg
eltíojorge.com