Diario Judío México - Purim es una fiesta! La atmósfera de carnaval se celebra disfrazándose, escuchando la historia de Purim (Megillat Esther) y entregando canastas de comidas o dulces (Mishloach Manot ) a los carenciados o menos afortunados (Matanot La’evyonim).

En , presenciamos grandes milagros a diario, ya que los niños y adolescentes en riesgo tienen la oportunidad de tener una vida mejor. Gracias a la colaboración del Estado de Israel y de miles de amigos de por todo el mundo, nuestros niños florecen en las guarderías, aulas de primaria y secundaria, dormitorios y campamentos para jóvenes. Sin su ayuda, las probabilidades de que vivan una vida feliz, saludable y satisfactoria no serían posibles. Al igual que la Reina Esther, la cual fortaleció y alentó a todo el pueblo judío ustedes están haciendo lo mismo por estos hermosos niños. ¡Este es nuestro milagro y la más grande de las alegrías!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPurim en Migdal Ohr
Artículo siguiente¡Felicidades a los ganadores de pares de boletos para la obra “HELLO, DOLLY!”
El solo acto de ayudar al prójimo, de escucharlo, de comprender sus penas y aflicciones, aunque sepamos que nuestra acción tenga pocas posibiildades de ser exitosa, es un trabajo largo y complejo, pero que al fin y al cabo nos llena de satisfacción y brinda la posibildad de ver milagros aqui y ahora.