Diario Judío México - Raquel Pankowsky es una actriz judeo-mexicana. Empezó su carrera en la década del 70.

Pankowsky es muy conocida por su papel como imitadora en la televisión y el teatro de la figura de Martha Sahagún, rol actoral con el que disfrutó del aplauso del público por varios años y le brindó el mayor de los éxitos de su larga trayectoria profesional.

“Cuando imité a Marta (Sahagún), no era una sátira, realmente lo hice como una respuesta a la burla que los políticos hacen de los ciudadanos. La burla no es un tipo de comicidad que a mí me guste hacer, porque yo tampoco soy como me hubiera gustado ser; yo también estoy chaparra, y tengo muchos defectos.

Somos pocos tolerantes, porque aquí al diferente se le hace a un lado, llámese indígena, o por el color de piel, estatura y religión”.

Su papel mas importante en el cine lo desempeñó como Esther, la hija de Moishe en la película Morirse está en Hebreo, comedia que tiene como escenario el proceso de duelo de una familia judía-mexicana

Fue su adicción al tabaco lo que originó que Raquel Pankowsky presentara la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y cuenta su experiencia en el espectáculo “Humo, amo y cosas peores”.

“Cuando yo era niña todos los actores fumaban, veías a las actrices sensuales, elegantes, grandes, con su cigarro en los labios; así con esa imagen empecé a fumar a los 11 años, cuando mis papás, ambos fumadores, me pedían que les prendiera sus cigarros en la estufa. Siempre sentí una enorme afición al cigarro, estábamos predestinados”.

Y es que cuando Raquel era una niña nadie hablaba del daño que produce el cigarro, así que el tabaco se convirtió en un compañero que llenó sus vacíos emocionales, incluso al grado de preferirlo a un amor.

“La adicción al tabaco es muy fuerte y los fumadores estamos solos con nuestro drama, nadie nos entiende y nuestra obsesión está afuera en todos lados, en cualquier tienda te la ofrecen, en el puesto de la esquina, en las reuniones te la regalan, así es terriblemente difícil dejarla”.

La propia actriz es autora de la puesta en escena del monólogo Mis Mejores Años Fueron los Peores un stand-up cuyo argumento está basado en su vida. Al respecto, Pankowsky confesó: “Lloré mucho al escribirla y también cuando la ensayaba”.

Pero al ahondar en el pasado, indicó, “aprendí que tengo derecho a no hacerme daño, que me gusta mucho la mujer en la que me he convertido y mi independencia, pues finalmente comprendí que saber estar con uno mismo es un verdadero placer”.

Asimismo, la antigua intérprete del personaje cómico de Martita Según reveló: “En el plano amoroso fui sometida y hasta mantuve a algunas de mis parejas, aunque afortunadamente nunca me casé”.

Esta obra presentada nos muestra a una Raquel Pankowsky reinventada, rescatada, recargada, recanija, repolémica, y rehabilitada, pero sobretodo despojada de Martita.

“Uno tiene que reinventarse, pero la verdad sí lo pensé y dije ‘¿valdrá la pena que haga un nuevo espectáculo? ¿La gente me querrá ver aunque ya no haga a Marta?’, pero eso nunca me detuvo, uno nunca sabe qué va a pasar hasta que hace las cosas, me pude ir bien o me puede ir mal, pero si no lo hago ni siquiera me doy chance a fracasar”.

Tan segura estuvo de lo que hizo que dice que cada función se la pasa maravillosamente y se siente orgullosa de esta obra, porque ve que la gente se divierte y no para de reírse, y lo mejor es que nadie del público le ha pedido que le haga como Martita. “Todo mundo va a ver a Raquel y se divierten horrores, yo no entiendo la vida sin reírme, ya me reí de una primera dama ahora me toca reírme de mí misma”.

– Leamos un poco más sobre la vida de Raquel en esta entrevista realizado por Berenice Ortiz Zárate:

Con la sonora carcajada y el inteligente sentido del humor que siempre la ha caracterizado y ofreciéndonos un vaso con agua y un dulce de canela nos recibió Raquel Pankowsky en el departamento que se compró cuando probó las mieles del éxito haciendo la parodia de Marta Según:

“Yo nací en México Distrito Federal un maravilloso 10 de Julio, que fue el día en que nacieron todas las flores en el Hospital Español de Ejército Nacional. Mi primer domicilio fue en la colonia Narvarte en Doctor Vertiz 783 Departamento 8, esquina con Cumbres de Maltrata, todavía existe, ahí fue mi primera casa.”

¿Cúando comienza tu carrera de actriz?

“Mis padres murieron siendo yo muy chica y ya era actriz antes de que murieran mis papás, pero una actriz que no hacía nada, ahí me daban un capitulito o alguna cosa. Mi carrera me costó mucho trabajo, empecé a ser actriz porque reprobé tercero de secundaria; nunca fuí una buena alumna. Me metí 2 años a estudiar inglés para ser Secretaria Bilingüe pero estando en esa escuela, luego regresé a terminar la secundaria aunque mi mamá me dijo: ‘Ay como quieras, porque finalmente te vas a casar con un buen hombre que se va a hacer cargo de ti’. La cuestión es que en la secundaria había clase de teatro y música, me metí porque yo desde niña siempre jugaba a ser alguna actriz, entonces por ejemplo mi mamá me decía: ‘¿Raquel, ya quieres cenar? Y yo no lo hacía caso’, entonces me decía: ‘¿Disculpe, qué actriz es usted?’, y contestaba: ‘Soy Elvira Quintana’, por eso me metí inmediatamente al club de la escuela y el maestro me dijo: ‘Veo que tienes madera, ¿te gustaría estar en una obra de teatro?’ y acepté, ahí me hice novia de Paco Beristain, el gemelo de Arturo Beristain, entre otros, mi papá casi se muere porque me dijo que cómo era posible que una mujer decente se dedicara a eso, entonces mi mamá le dijo: ‘Ay Pepe, nada más en lo que se casa’, y sigo sin casarme y sigo en la misma carrera. Luego trabajé de extra en la obra Un sombrero lleno de lluvia, un día se murió el papá de una compañera que hacía el papel de una drogadicta y me ofrecieron hacer el papel, estando en esa obra estaba Luis Gimeno, quien en ese momento era el director de la escuela de la ANDA y me dijo que me metiera ahí, la verdad es que yo me enamoré perdidamente de la profesión tanto que mi papá me dijo antes de morir: ‘Si quieres ser actriz ni modo, pero tienes que ser la mejor y nunca hagas nada que pueda tener que ver con tu reputación’ y así ha sido mi carrera, recuerdo que cuando comencé me decían: ‘Pues te vas a tener que acostar con todos’ y yo dije: ‘Ay bueno’ pero no, nadie nunca me ha pedido nada, no sé si sentirme fea, agraviada o deprimida. A la televisión me costó mucho trabajo entrar, hice Que nos Pasa con Héctor Suárez, salía de embarazada, era una mujer abnegada llena de hijos, esa fue mi entrada a Televisa pero cuando se peleó Héctor nos fuimos todos al demonio, aunque poco a poco me empezaron a llamar para hacer pequeños capítulos porque nadie creía que yo era buena actriz. También hice radio, doblaje y cine haciendo todo tipo de géneros, nunca paré de trabajar porque nunca he vivido de otra cosa más que de ser actriz y eso es un éxito porque realmente no es nada fácil, logré tener una pequeña exclusividad con Televisa que eso me salvó la vida porque económicamente estaba muy mal en ese momento”.

¿Cuándo llega la oportunidad de hacer a Marta Según?

“Lo de Marta lo decido cuando pienso que mi carrera ya no va para ningún lado, que ya estoy vieja, yo pensaba: ‘Híjole no tengo papas, no tengo hijos, no tengo nada’, entonces mi vida la agarré, la metí al boiler y la quemé. Un día me empiezan a decir que me parezco a Marta Sahagún y yo me ponía verde porque decía: ‘Con razón nunca me he casado ni nadie me llama a trabajar porque ante la gente soy muy fea’, la primera que me dice que me parezco a Marta es Natalia Esperón cuando trabajé con ella en una telenovela de Angelli Nesma, porque llegué con un traje sastre y más o menos peinada como Marta, entonces me dice Natalia: ‘Qué bárbara, eres igualita a ella’, me quedé verde y muy sacada de onda porque ni amiga de Natalia era, entonces empiezo a caer en una depresión porque me entra la menopausia pero nunca pensé que era por eso, yo justificaba estar deprimida porque no estaba pasando nada en mi vida, pensaba que no le hacía falta a nadie, que el día que me muriera iban a dar conmigo por el olor, por eso una noche que toqué fondo me di cuenta que podía tomar las riendas de mi vida y dije: ‘¿Y si hago a Marta y digo todo lo que quiero decir?’, me dormí, pero eso sí, había llorado toda la noche y tomé la decisión, mis amigas me llamaban y me decían: ‘¿Estás loca? Te van a matar’, pero yo dije: ‘Tengo muchos años de actriz y nadie sabe, lo voy a hacer en lo que me llaman a trabajar porque estoy bien fregada’, total que al otro día me llaman para hacer un capítulo de Mujer casos de la vida real y ahí estaba Felipe Nájera y se me ocurrió proponerle hacer a La Doña y Marta, pero me dijo que ya no hacía ese personaje, sin embargo reconsideró la idea y él fue el que bautizó mi personaje como Marta Según, luego Horacio Villalobos me invitó a su programa y ahí se da a conocer mucho, la verdad es que mi imaginación nunca tuvo el alcance que tuvo la realidad, el éxito que tuve nunca lo imaginé, porque yo me soñaba en una telenovela corriendo en la playa y que el galán me comía a besos, pero esto fue un regalo de D-os de que valió la pena la espera. Quizá si en ese momento hubiera estado en una telenovela, me fuera bien económicamente o estuviera felizmente casada y con una hija que me hubiera dado una nieta no hago a Marta”.

¿Y qué pasó cuando llegó el momento de decirle adiós a ese personaje?

“Terminé pesando 40 kilos y medio de la cantidad de estrés y de trabajo, era la locura, ya no podía con el cansancio, supe lo que era ser famosa y no era tan padre como yo lo había pensado, es una responsabilidad gigantesca, todo el mundo te conoce, no tienes intimidad, así que por un lado deseaba que ya terminara ese ciclo, cuando se acabó un día volví a la realidad y se había acabado todo eso, entonces escuché de nuevo el ruido ensordecedor del silencio, dejó de sonar el teléfono… una noche desperté y dije: ‘Chin, ya no soy nadie, ya se acabó’. Por un lado me sentía volando en medio de la nada pero por el otro le daba gracias a la vida la bendición de no irme del planeta sin haber conocido el éxito”.

¿Te imaginas cómo sería tu vida si tus papás no hubieran muerto tan jóvenes?

“Yo era una niña de mamá y de papá, sobreprotegida, incluso yo me dormía en la misma cama de mi mamá hasta que ella se murió, ella decidía todo, hasta la ropa que me tenía que poner, nunca tome decisiones, maduré mucho tiempo después por eso creo que si yo hubiera tenido una hija lo primero que le hubiera enseñado en la vida es a ser libre, independiente porque uno no tiene la vida comprada, te mueres, dejas a tu hija chiquita y esa niña se puede volver loca, que fue lo que me pasó a mí. A las hijas se les debe de enseñar a ser independientes, a que no toleren malos tratos por miedo, siempre se puede salir adelante”.

¿Hay algo de lo que te arrepientas?

“Creo que me hubiera gustado tener hijos, nunca me embaracé porque tuve endometriosis, pero eso es algo que ya no supe porque además de todos los novios con los que anduve, que fueron muchos, no me hubiera gustado tener hijos de ellos porque luego cómo me los hubiera quitado de encima, indudablemente ahora sería una mujer divorciada y creo que más amargada. Si pienso en el romance porque estoy viva y sana pero ya no es una prioridad, buscaría un compañero con el que pueda platicar y compartir lo del día, ir al cine, ya ni siquiera digo que para tener una vida sexual intense, no, ya me da flojera”.

Ahora participa con el INBA en este programa dirigido a niños de primaria y a público en general con la intención de fomentar el hábito de la lectura.

Trabajos

  • La plaza de Puerto Santo (1978) – Hija de Carmona
  • Juegos del destino (1981) – Teresa
  • El mexicano feo (1974) –
  • Victoria (1987) – Ortensia
  • Rosa salvaje (1987) –
  • Las psiquiatras ardientes (1988) –
  • Carrusel (1989) – Matilde Mateuche
  • Señoritas a disgusto (1989) – Rosita Rivero
  • Imagen de muerte (1990) –
  • Cadenas de amargura (1991) – Inés
  • El jugador (1991) – Juanita
  • Al filo de la muerte (1991) – Adela
  • Carrusel de las Américas (1992) –
  • Ángeles sin paraíso (1992) –
  • Caminos cruzados (1994) – Inés
  • Esmeralda (1997) – Juana
  • Camila (1998) – Gloria
  • Por tu amor (1999) – Dra. Obregón
  • El precio de tu amor (2000) – Meche
  • Carita de ángel (2001) – Honoria
  • El juego de la vida (2001) – Bertha De la Mora
  • Desde Gayola (2002) – Martha Según
  • Mujer, casos de la vida real (13 episodios 1994-2003) –
  • Tu historia de amor (2004) – Ana
  • Alegrijes y rebujos (2004) – Consuelo Márquez
  • El privilegio de mandar (2006) – Martha Según
  • Así del principio (2006) – Raquel
  • La familia P.Luche (2007) – Directora
  • XHDRbZ (2007) – Directora
  • Una familia de diez (2007) – Conchita
  • Vecinos (2007) – Tía Maty
  • Morirse está en Hebreo (2007) – Esther
  • La rosa de Guadalupe (2008) – Clotilde
  • Un gancho al corazón (2008) – Bernarda
  • Mujeres asesinas (México) (1 capítulo 2009) – Elena ‘Nena’ Quiroz Montalbo
  • Los simuladores (serie de televisión de México) (2009) –
  • Hermanos y detectives (serie de televisión de México) (2009) –
  • Zacatillo, un lugar en tu corazón (2010) – Sonia
  • No eres tu, soy yo (2010) – Agente de Bienes raices