David Alfaro Siqueiros (1896-1974) fue seguidor de las ideas de José Stalin, amante de la cultura estadounidense, hombre coqueto y 100 por ciento comunista, según la crítica de arte Raquel Tibol, quien abrió anoche las Jornadas que en honor del artista organiza el Museo de Arte Carrillo Gil (MACG).

En el marco de la exposición "Siqueiros paisajista", la prolífica crítica de arte, promotora y cronista cultural ofreció cátedra sobre la vida y obra de quien es considerado uno de los más célebres muralistas de .

Durante su intervención, quien fuera secretaria del pintor Diego Rivera (1886-1957), formuló una serie de preguntas a los asistentes, sobre la vida del 'Coronelazo'.

Luego, la experta presumió de excelente memoria al recordar varios aspectos de la vida del autor de Ejercicio plástico, cuyo nombre de pila era José de Jesús Alfaro Siqueiros y no David, según la ponente de 88 años.

A manera de una 'clase de escuelita', Tibol preguntó y al no recibir respuestas de los asistentes respondió la serie de 'trivias' que traía consigo, como el nombre verdadero del pintor, su lugar de nacimiento, sus padres, su deseo de quedarse a vivir en y la edad en que quedó huérfano, entre otros aspectos.

Acompañada por el historiador de arte mexicano Christopher Fulton, Tibol recordó a Siqueiros como un artista que participó en la Revolución Mexicana siendo soldado, y que siguió no a Emiliano Zapata ni a Francisco Villa, sino a Venustiano Carranza, instigado por el pintor Gerardo Murillo, mejor conocido como 'Dr. Alt'.

"¿Cómo se llamaba la madre de Siqueiros? ¿Y su padre?, ¿En dónde nació?, ¿De dónde era su abuela?", cuestionó la crítica de arte a los asistentes, al tiempo que se autocontestaba.

Nació en Arcos de Belén, en la Ciudad de , como consta en los documentos auténticos y certificados. Su padre fue el muy católico caballero de Colón, Cipriano Alfaro Palomino. Su abuelo, un liberal y juarista, de nombre Antonio Alfaro, tuvo una influencia definitiva en la mentalidad de Siqueiros. La abuela materna, que ya había muerto cuando él fue registrado, se llamó María de la Luz Feldmann, "evidentemente de ascendencia judaica", señaló.

La crítica de arte aclaró que José de Jesús Alfaro Siqueiros posteriormente usó el seudónimo David, por sugerencia de su primera esposa, Graciela Amador, y añadió que su apellido, Siqueiros, es un nombre de judíos proveniente de su abuela María de la Luz Feldmann.

Dijo que el 1 de mayo de 1930 fue aprendido tras participar en dos congresos obreros en Uruguay y Argentina, "donde defendió una tesis, que le valió la expulsión del Partido Comunista de ".

De igual manera, reveló que el artista además de haber sido coqueto, estando casado, dependía para la redacción de sus documentos de las mujeres con quienes vivía.

Fue amplio y vasto el conocimiento que tuvo la experta sobre Siqueiros, que incluso descalificó y rechazó la breve charla que minutos antes realizó Christopher Fulton sobre la obra del artista mexicano.

De acuerdo con la mayor experta en muralismo y en la Escuela Mexicana de Pintura, Rufino Tamayo, Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros 'desearon estar en ', pues amaban su cultura.

En su libro Orozco, Rivera, Siqueiros y Tamayo, Tibol señala que Siqueiros "estableció con ideas primero, y con obras después, las bases para un nuevo arte americano no subsidiario".

Y aclaró que el artista despreció profundamente la pretendida posición de imparcialidad de los defensores del "arte por el arte", sin ninguna inclinación ideológica, porque 'un comunista no puede aceptar de ninguna manera la aplicación y desarrollo de una corriente que expulsa la imagen del hombre y el medio físico social en que éste se mueve de la producción artística'.

Según Tibol, casi todos los murales del artista, "están compuestos con base en asuntos de franca tendencia humanista que parten o llegan siempre a los temas medulares de las luchas de liberación de los pueblos oprimidos; las luchas de los desposeídos para conquistar una efectiva justicia social y el repudio a la guerra para oprimir, sojuzgar y envilecer a los débiles".

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMark Tacher, Conductor y actor de televisión y teatro
Artículo siguienteLa comunidad judia británica expresa su sentir tras los sucesos que sacuden a Londres
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.