Diario Judío México - No es fácil aceptar que tu negocio va mal. Y mucho menos aceptar que no tienes una idea clara de qué hacer para corregirlo, o que no cuentas con los recursos y/o conocimientos para resolver los problemas en los que se encuentra.

Siguiendo una analogía médica, de entrada, es difícil decidirte ir al doctor cuando las cosas van medio mal. Esperamos hasta que los síntomas son más que evidentes o que nuestros familiares nos fuercen, para finalmente hacer la cita. Después de la revisión médica y con los resultados de los análisis en las manos, el médico da su diagnóstico y ¡listo! tenemos un tratamiento para recuperarnos.

Reaction es el programa de Fundación en el que guiamos a personas y empresas para lograr su máximo potencial económico partiendo de un diagnóstico conjunto que genere alternativas de mejora y provoque el cambio.

Contamos con una red de asesores voluntarios especializados en diferentes áreas de negocio para poder atacar una gama extensa de problemas posibles, con el objetivo de apoyar a aquéllos que se acercan con nosotros a mejorar el estado de sus negocios. Actualmente somos 13 asesores activos trabajando con 14 empresas, y tenemos más voluntarios a la espera de nuevos casos.

El primer objetivo del asesor es generar conjuntamente un buen diagnóstico. Como comenta Nesim Shasho, un integrante de nuestro equipo de asesores, “es primordial atacar un problema de manera frontal, ser directo y generar una disciplina en el asesorado”.

Del diagnóstico se desprenden los planes de acción, y a medida que se ejecutan se evalúa el progreso para garantizar que se alcanzan las metas acordadas. Otro de nuestros asesores, Enrique Margolin, dice: “tratamos de enfocarnos en que la mejora no sea sólo algo temporal sino abrirle al asesorado el panorama para que aun cuando salga del problema, siempre siga mejorando”.

Los retos que implica implementar las sugerencias y recomendaciones llevan a la satisfacción por parte de ambos, asesorado y asesor, así como al crecimiento y desarrollo de las empresas. Yoshua Mizrahi, el tercer asesor entrevistado para este artículo nos comparte que, para él, “es una gran satisfacción ver que puedes poner un granito de arena para el crecimiento y desarrollo de alguien más, por el simple hecho de dar” y concluye diciendo que: “hay que hacer más ruido en los medios digitales de las comunidades ya que es un gran privilegio poder contar con este tipo de asesorías”.

No es fácil darle la vuelta a un negocio en problemas. Hacerlo de la mano de un asesor experto con serias intenciones de apoyar puede ser un gran diferenciador.

¿Crees que tú o alguien cercano puede beneficiarse de este programa?

No dudes en enviar un correo a: [email protected]

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anterior¡Gran programa del Rabino Abraham Tobal!
Artículo siguienteUnión Femenina Monte Sinaí reconoce la labor de instituciones que hacen mucho por México y por la comunidad