Sabina Berman Goldberg, por su nombre completo, nació en la Ciudad de México, estudió Psicología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y, según los críticos, como muchos otros polígrafos y dramaturgos, utiliza la escritura y el teatro para comunicar sus perspectivas sobre la sociedad.

Como mujer, han dicho quienes la conocen de tiempo atrás, se encuentra entre una minoría de escritores y dramaturgos, que muestra una auténtica perspectiva feminista que aparece en los temas de sus obras.

De igual forma, considerada como una mujer muy exitosa, su crianza en la comunidad judía en le ayudó a escribir sobre ella.

En forma de poemas, novelas, ensayos y obras de teatro, Berman comunica a las personas la dificultad de pertenecer a una minoría y mediante su obra lucha por sus derechos.

Cuando Berman escribe un guión para cine, dirige una obra de teatro o redacta un ensayo o poema, muchas veces usa los papeles de hombres y
mujeres en la sociedad para ilustrar su perspectiva feminista.

Mujeres, judíos y lesbianas en sus obras son una minoría en la sociedad y hacen frente a la opresión constantemente, además de que, en opinión de la misma escritora, según abundan sus críticos, para ellos es difícil que encuentren su identidad en el mundo actual.

Autores como la poetisa argentina Alfonsina Storni y la escritora mexicana Rosario Castellanos han influido en su escritura, y como ellas, comparte una perspectiva feminista y usa la literatura y el teatro para comunicarla.

Conforme a los especialistas, su obra más famosa es su novela "La Bobe", escrita en 1990 y que ha sido traducida a varios idiomas. En ella describe la vida de una joven y su fallecida abuela o "Bubbeh", que significa abuela en la lengua de los judíos askenazi.

En esta novela recuerda a su abuela, quien fue una judía tradicional que no estaba muy conforme con su vida en México, con lo que Berman describe la dificultad de encontrar una identidad cuando se es mujer y judía.

Por sus obras, Sabina Berman ha recibido muchos galardones, como el Premio de Poesía Pluridimensional Juguete 1974 por "Mariposa" y al año
siguiente el Premio de Poesía Pluridimensional Maracas por "Año Internacional de la Mujer".

En ese mismo año ganó el Premio de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de por la cinta "La tía Alejandra" y en 1993 y 1994 recibió una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), además de que ha formado parte del Sistema Nacional de Creadores Artísticos.

En poesía, Berman ha escrito "Poemas de agua" (1986), "Shanik" (1986), "Lunas" (1988), "Katún" (1988) y "Serie Arte-Poesía" (1988).

En teatro se cuentan las obras "El jardín de las delicias o El suplicio del placer" (1976), "Bill o Yankee" (1979), "Un buen trabajador de piolet o
rompecabezas" (1981), "Anatema o herejía" (1983) y "Muerte súbita" (1987).

También, "La maravillosa del niño pingüica, de cómo supo de su gran destino y de cómo comprobó su grandeza" (1982), "Entre Villa y una mujer desnuda" (1993), llevada al cine; "Los ladrones del tiempo" (1991) y "Feliz nuevo siglo Dr. Freud" que hasta la fecha se encuentra en cartelera y su reciente trabajo con Alfonso Cuarón en una nueva película llamada LIGHT.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFallece Maximilian Schell quien de escenificar nazis terminó escenificando judíos ortodoxos. ganador del Oscar a comienzos de los 60's
Artículo siguienteLa economía de los jubilados, 4ta. parte
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.