“La danza es la expresión del alma
que desea ser escuchada”.

Diario Judío México - ¡…y la primavera llegó! y con ella el evento dancístico más esperado del año. El Festival Aviv 2014 es un espacio que reúne a bailarines de toda índole pero con una misma visión: “si pudieran decir lo que se siente, no valdría la pena bailarlo”.

Sentir la música y escuchar la danza…cambiando perspectivas es nuestro tema, el de , para nosotros bailar es todo aquello que podemos hacer musicalmente con cualquier parte de nuestro cuerpo ¡Y lo hicimos!

Les cuento, en esta ocasión, tuvimos dos visitas muy importantes, dos genios de la música que quisieron bailar con nosotros, dos íconos de talento inmortal que le dieron poesía a nuestro cuerpo. ¿Quiénes son? -Seguramente se están preguntando- es la misma expectativa que se genera en el público mientras la obscuridad recubre el escenario antes de empezar el show, y de pronto… ¡luces, cámara y acción!

Itzhak Perlman entra al escenario, hace una reverencia al público, deja sus muletas, toma su instrumento: el violín y… ¡todo se transforma! A través de su majestuosa interpretación, el escenario se impregna de primavera, verano, otoño e invierno con “Las cuatro estaciones” de Vivaldi. Colores, entusiasmo, movimiento y pasión se percibe cuando los integrantes de , unen su cuerpo con la música de Perlman y ahí ¡todo cobra sentido!

Nuestro primer invitado se despide para cederle la batuta a nuestro segundo visitante, quien llamó a su “Quinta sinfonía” la “Llamada del destino”. Ludwig van Beethoven invade la escena para sentir una de sus más grandes composiciones…¡el silencio! Silencio para sentir su música a través de la danza. Y  mientras van in crescendo las vibraciones de los cuerpos… se rompe el silencio para escuchar la danza a través de la música.

blnk

Después de tan sublime interpretación, nuestros dos genios parten, mientras nuestras manos se cubren de luz para iluminar el ocaso de nuestra danza, una luz que acompaña los emotivos aplausos, lágrimas del público, corazones palpitantes y nuestra gran sonrisa al decir: hasta luego Festival Aviv, gracias por permitirnos pisar este escenario y expresar el sentir de nuestra alma… una vez más.

“La música se toca con el corazón y se siente con el alma”.
“Danza es todo aquello que el ser humano es capaz de hacer musicalmente con cualquier parte de su cuerpo”.
Karlheinz Stockhausen

“Si podría decirte lo que se siente, no valdría la pena bailarlo”.
Isadora Duncan

“En ocasiones las palabras no alcanzan para expresar lo que sentimos.
Al recordar el baile de en el Festival vienen a mi mente palabras como: orgullo, agradecimiento, alegría, compañerismo, confianza, amor…
Es verdaderamente un placer ver el trabajo realizado en la coreografía, el significado del baile, la precisión con la que… los muchachos lo bailaron, demostrando que son capaces de muchas cosas con esfuerzo pero sobre todo con garra y alegría.
En especial me conmueve el trabajo realizado con Beto, la confianza que depositan en él, el cariño con el que lo apoyan y ver que en el baile TODOS sin excepción están pendientes de Beto y a la vez le dan libertad para expresarse es la mayor expresión de amor y nuestra familia la agradece.
Gracias por creer en Beto y por impulsarlo siempre hacia adelante, siempre .
¡Muchas, muchísimas gracias y un millón de felicidades!”
Tania Karasik, mamá de Beto

Visite la galería de fotos sobre este evento, oprima aquí.

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorLa historia detrás de “El Principito”
Artículo siguienteFeggy Ostrosky Shejet, Neurosicóloga con 30 años de docencia en Ciencias Naturales

Kadima es una asociación civil que tiene como propósito principal la inclusión y participación activa de niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales y/o discapacidad, en cinco diferentes ámbitos: familiar, educativo, laboral, comunitario y social.

Kadima es una institución líder en el área de discapacidad, cuyos objetivos se centran principalmente en defender la equidad, la igualdad de trato y oportunidades, el respeto hacia las diferencias y la libre manifestación de la diversidad.

Su misión es la de promover el crecimiento e independencia para personas de todas las edades con necesidades especiales y/o discapacidad, creando oportunidades de inclusión y participación comunitarias en un marco de dignidad y respeto que les permita alcanzar su máximo potencial, autodeterminación y autonomía personal.