Diario Judío México - EL PEOR DESASTRE NATURAL DEL HEMISFERIO SUR

Beira, .- La noche del 14 de marzo, la ciudad mozambicana de Beira (de medio millón de habitantes) fue devastada casi por completo por vientos de 225 km/hr y olas de 6 metros de altura. Las líneas eléctricas y los árboles se cayeron en muchas partes de la ciudad y gran parte del techo del Hospital Central se derrumbó, quedando partes de éste inundadas y sin electricidad.

Hasta ahora, el Ciclón Idai—que también afectó a las provincias de Sofala, Zambezia, Manica e Inhambane— ha causado la muerte de 598 personas (Gobierno de ). El derrumbe de una presa, tres días después del ciclón, ha inundado regiones aledañas a Beira, generando una pérdida de vidas significativa aun no cuantificada (Fuente: OCHA 18 de marzo de 2019).

Con 1,85 millones de afectados en ; 869.000 en Malawi y 270.000 en Zimbabue—el ciclón es el más grande desastre que ha acaecido en el hemisferio sur.

EN CAMINO A AYUDAR

Agradecemos su apoyo a AIRLINK por permitirnos viajar a .
Respondiendo al llamado de ayuda, cuatro integrantes de CADENAviajaron a para distribuir 200 lámparas solares de emergencia e implementar y capacitar a las personas en el uso de 271 filtros de agua en un momento en el que se han registrado 1,052 casos de cólera.

Desde su aterrizaje del equipo contactó a ONG’s, entidades internacionales (NATAN) y actores locales (Remar, Help Age y comunidad judía en Maputo) y se desplazaron a la zona del desastre, donde se realizó un trabajo con socios locales y agencias para distribuir la ayuda de la manera más estratégica posible.

Se acordó que las lámparas solares de emergencia, que pueden dar hasta 8 horas de luz y tienen una larga vida útil— se distribuirán en los lugares en donde la energía eléctrica no haya sido reestablecida. Y los filtros—con una duración de al menos 5 años y capaces de filtrar 99.9% de las bacterias—serán colocados en lugares estratégicos para beneficiar hasta a 50,000 personas en la prevención de enfermedades como la diarrea y el cólera.

ALIANZAS

Durante las reuniones, todos los actores humanitarios que toman el liderazgo entre todas las agencias y las ONG´s, representan un triunfo de la humanidad, pues sin importar la raza, las creencias, culturas, nacionalidades, múltiples idiomas o el color del uniforme, todos los presentes trabajan por un único objetivo: traer esperanza y ayudar a la gente de Mozambique.

CLUSTER DE WASH

Al llegar a la ciudad de Beira, el equipo de CADENA se unió al cluster que encabeza UNICEF.

COLABORACIÓN CON NATAN

Llegada a Nhamatanda: en colaboración con NATAN, (International Humanitarian Aid) seguimos distribuyendo filtros de agua y lámparas solares a las personas afectadas.

LA GENTE DE MOZAMBIQUE AÚN NOS NECESITA

Queremos regresar a ayudar a más personas,
pero para ello necesitamos de tu solidaridad.

¡Hagamos la diferencia!

¡Dona aquí!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorElecciones 2019: La última encuesta
Artículo siguienteAnalista egipcio-estadounidense Magdi Khalil: La segunda ola de la Primavera Árabe es inevitable
CADENA es el "COMITÉ DE AYUDA A DESASTRES Y EMERGENCIAS NACIONALES A.C."CADENA es la Asociación Civil sin fines de lucro de la Comunidad Judía de México que tiene corno misión fundamental la de apoyar y asistir a ciudades, poblaciones, y familias que se encuentren en estado de pobreza extrema y/o sean afectadas por desastres naturales los cuales provoquen que su integridad física y material estén en peligro. Todo esto representando a la Comunidad Judía de México, demostrando así que la Comunidad Judia se solidariza, acude y responde en momentos de crisis en nuestro país y en el mundo, mostrando gratitud, hermandad y solidaridad con México, sus familias y a las personas que lo requieran.Su objetivo primordial es el de responder a los llamados de ayuda a la hora del desastre incorporando voluntarios de la Comunidad Judía de México a los cuerpos de rescate voluntarios e institucionales, asi como el trabajar en conjunto y coordinar los diferentes centros de acopio instalados por la Comunidad Judía Mexicana.Posterior a estas dos tareas primarias tiene como objetivo el coordinar con entidades gubernamentales para implementar el operativo de ayuda real, haciendo llegar todo el material reunido del acopio comunitario y entregarlo mano a mano a los mas necesitados de manera calificada y profesional, además de agregar a la misión un cuerpo de médicos voluntarios los cuales imparten consulta y reparten medicamento apropiado para disminuir los problemas de salud en las mismas poblaciones afectadas.