Diario Judío México - Hacer frente a los desastres naturales es posible solo cuando las necesidades básicas están cubiertas. Sin acceso a agua potable no hay resiliencia comunitaria: el consumo de agua sucia genera enfermedades intestinales potencialmente mortales, especialmente en niños y adultos mayores, mermando cualquier capacidad de respuesta en todo tipo de crisis.

Por desgracia, falta mucho para que todos tengan acceso a este elemento. Según la Organización Mundial de la Salud, 844 millones de personas no tienen acceso agua potable; es decir, tres de cada diez personas a nivel mundial carecen de agua potable en su hogar. En otras palabras: cada minuto, un recién nacido muere por infecciones causadas por falta de agua limpia.  En México más de 9 millones de mexicanos sufren de escasa agua potable.

Uno de nuestros ejes de acción en CADENA es atender esta necesidad. La mayoría de nuestras misiones tienen como objetivo proveer de agua a comunidades marginadas y vulnerables en México, Venezuela, Colombia, Guatemala, Puerto Rico y muchos países más.

Para ello, utilizamos los filtros de agua Sawyer—un dispositivo a base de membrana hueca, fácil de transportar, instalar y usar—que tiene la capacidad de filtrar hasta 800 litros de agua al día, y, con un buen mantenimiento puede durar hasta 5 años.  En diciembre del año pasado conectamos estos filtros a sistemas de captación de agua de lluvias en Tabasco, dándole acceso a agua potable de forma natural a cientos de afectados por la contaminación en las lagunas de Centla.

Más recientemente, visitamos el sur de India, donde capacitamos a maestros de escuelas, afectadas por las inundaciones del 2018, en el uso de 300 filtros de agua. Si es bien mantenida, esta tecnología podría llegar a cambiar la vida de más de 60, 000 personas en la región.

En CADENA creemos que este tipo de soluciones tácticas, de bajo costo y de largo plazo son la clave para la solución de los problemas más urgentes que enfrenta la humanidad. Sin agua no hay vida. La importancia de este recurso no se puede subestimar.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorI….. Los anyos bolaron
Artículo siguiente“El más mínimo detalle”
CADENA es el "COMITÉ DE AYUDA A DESASTRES Y EMERGENCIAS NACIONALES A.C."CADENA es la Asociación Civil sin fines de lucro de la Comunidad Judía de México que tiene corno misión fundamental la de apoyar y asistir a ciudades, poblaciones, y familias que se encuentren en estado de pobreza extrema y/o sean afectadas por desastres naturales los cuales provoquen que su integridad física y material estén en peligro. Todo esto representando a la Comunidad Judía de México, demostrando así que la Comunidad Judia se solidariza, acude y responde en momentos de crisis en nuestro país y en el mundo, mostrando gratitud, hermandad y solidaridad con México, sus familias y a las personas que lo requieran.Su objetivo primordial es el de responder a los llamados de ayuda a la hora del desastre incorporando voluntarios de la Comunidad Judía de México a los cuerpos de rescate voluntarios e institucionales, asi como el trabajar en conjunto y coordinar los diferentes centros de acopio instalados por la Comunidad Judía Mexicana.Posterior a estas dos tareas primarias tiene como objetivo el coordinar con entidades gubernamentales para implementar el operativo de ayuda real, haciendo llegar todo el material reunido del acopio comunitario y entregarlo mano a mano a los mas necesitados de manera calificada y profesional, además de agregar a la misión un cuerpo de médicos voluntarios los cuales imparten consulta y reparten medicamento apropiado para disminuir los problemas de salud en las mismas poblaciones afectadas.