Diario Judío México - 1. Se le olvidó a una señorita su credencial de Costco y se la presté para que pueda pagar. Sara

2. El otro día iba a pagar el estacionamiento en la máquina y alguien olvidó su boleto en la máquina y espere a que vinieran por el para dárselo al señor. Pola

3. Cuando alguien quiere cruzar la calle me paro y los dejo pasar. Pola

4. Le agradecí al joven que me ayudó a subir las cosas al coche diciéndole “gracias por hacerme la visita al super más fácil” (me dijo que eso les hace la diferencia que hay gente que ni las gracias les da). Jaya.

5. Mandé comida a una amiga que acaba de tener bebé. Jaya

6. Enseñé a mi hija a agradecerle al chofer del Uber que nos llevó. Jaya

7. Le enseñé a mi hija a decir buenas tardes y agradecerle a la señorita que aprieta el elevador en el deportivo. Sary

8. A un señor le faltaban 3 pesos para pagar su boleto de estacionamiento y yo se los regalé, se quedó sorprendido. Nitza

9. Teníamos una cita yo y dos amigas hermanas, una llegó más tarde de la hora de la cita, y cuando por fin llegó,  una hermana le reclama a la otra y ya casi acababa en pleito, ¿pero que creen? que nos miramos las tres y dijimos ya basta de reclamos vamos a shalomear , y así fue entramos juntas shalomeando nos fue increíble en la cita y el BH se evitó el disgusto. Tatiana

10. Gané una rifa en la que tenía que escoger un premio, pero los de hombre no estaban tan padres y había una cocinita de mujer. La escogí para mi hermana y shalomee con ella cuando se la regalé, porque pensé como podía hacerle un bien a ella.

11. Vi en el súper a unas personas que no les alcanzó para comprar un pastel que tenían en la mano, y yo se los compré. Raquel

12. Una amiga tuvo un problema en el día y llegó muy enojada y muy frustrada, me llamó y al escucharla así, me tomé un tiempo para ir con ella, escucharla y ayudarla a sentirse mejor. Margie

13. Todos los días cuando llego a trabajar coincido con una señorita de limpieza en el elevador, yo le ayudo a cargar materiales, le detengo el elevador y platico con ella, me he dado cuenta que cuando me ve sonríe y busca también platicar conmigo, pienso que con esto ella se siente mirada y apreciada. Margie

14. En la escuela teníamos que hace una actividad y teníamos que llevar dinero para participar en ella, mi amigo olvidó su dinero y yo le regalé del mío para que puediera participar en la actividad. Me sentí muy bien y me di cuenta que soy muy shalomero. Moisés 8 años.

15. En la clase de gimnasia, no conocía a nadie y tenia ganas de llorar por que se iba a ir mi mamó, cuando de repente corrió una amiga a abrazarme y me tomó de la mano para llevarme con el resto de las niñas a la clase. Toda la hora ella estuvo pendiente de que yo me encuentrara bien y shalomeo conmigo. Julieta 6 años.

16. Ya había comenzado la clase de aerobics y teníamos que tomar pesas, un tapete y una liga. Llego una señora y se fue a su lugar sin su material. Yo tomé el material para ella y se lo llevé, pero al darse cuenta ella se acercó y me agradeció por shalomear con ella. Al final se despidió de mi muy bonito y me sentí bien de shalomear.

En shalomeando.

17. En , Desde que decidí manejar shalomeando se ha hecho más ameno el camino para mi y para los conductores con quien shalomeo.

18. Desde que incluí la palabra Shalomear en mi casa, ha mejorado la forma en la que educo a mis hijos.

19. Shalomeo con Yerushalaim al recoger basura del suelo y les enseño a mis hijos a hacer lo mismo.

20. He hecho del Shaloming un hábito y cada vez que veo a alguien que necesita ayuda, lo ayudo.

21. Cuando veo una persona con carriola que sube escaleras le ayudo a cargar la carriola y subimos más fácil

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. Buenas acciones son aquellas cuando apoyamos al necesitado.
    Hoy en día una moneda para quien nos implora para un taco es una buena acción.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorComité Electoral de Israel completa el escrutinio del 97% de los colegios regulares
Artículo siguienteAutor egipcio: Los palestinos deben enfocarse en vivir y no en auto-sacrificarse y luchar por conseguir la paz con Israel
Como una forma de resaltar las pequeñas acciones que se llevan a cabo día a día, Diario Judio y sus medios afiliados lanzan esta campaña que busca aportar para construir un mundo mejor. Shaloming es un movimiento que busca hacer el bien para cambiar el mundo, un movimiento que invita a hacer actos de bondad, se comenzó a trabajar como antónimo de bullying. La palabra shalom es de origen hebreo y tiene significados positivos, significa paz, bienestar, se utiliza como forma de saludo o despedida, entonces al convertirla en un verbo y decir vamos a shalomear se busca hacer el bien y estar al pendiente de los demás. Shalomear es compartir es dar -desde un saludo o una sonrisa-, involucrar a la gente, hacer una buena acción, empezar con uno mismo y con la familia para hacer el bien al mundo.