En 1975 se suscitó una declaración en las Naciones Unidas que genero una gran cantidad de reacciones en especial de la Comunidad Judía Norteamericana y que provoco, aunque por poco tiempo, un boicot turístico a nuestro País

¿Pero cuales fueron las verdaderas razones de que México apoyara esta declaración en la Votación en la ONU?

¿Había algunas intenciones "ocultas" detrás de la misma y del voto del entonces presidente Luis Echeverría?

¿Qué tiene que ver las mujeres mexicanas en esta declaración?

¿Qué paso después de la votación y porque se dio el famoso Boicot norteamericanos del que aun hoy nos acordamos?

¿Existieron cartas y reuniones secretas para aclarar y solucionar este conflicto?

¿Y que hizo la comunidad judía de México?

¿Le sirvió a la comunidad este suceso y sus consecuencias para ser mas reconocida en nuestro país o para afianzar relaciones con comunidades de otros países?

Acá les dejamos en viva voz los resultados y descubrimientos de la investigación de la profesora Ariela Katz en una interesante entrevista exclusiva con Diariojudio.com

La resolución 3379 de la Asamblea General de la ONU, aprobada el 10 de noviembre de 1975 por 72 votos a favor, 35 en contra y 32 abstenciones, equiparó al sionismo con el racismo en general, y llamó a su eliminación, entendiéndola como una forma de discriminación racial. La resolución —que era de carácter declarativo y no vinculante—, referencia frecuente en los debates sobre sionismo y racismo, fue anulada por la resolución 4686 del 16 de diciembre de 1991, una de las más cortas de la historia de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Después de que muchos archivos fueron abiertos y que aparecieron los famosos Wikileaks la Profesora Ariela Katz se dio a la tarea de realizar una extensa tesis sobre este tema, los cuales han aparecido publicados en varias obras y que le merecieron el premio Rabino Goldberg del CDIJUM entregado recientemente en la Feria Internacional del libro judío México

Aca les dejamos una interesante exclusiva

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDes journalistes arabes condamnent l’attentat d’Al-Aqsa : les Palestiniens doivent abandonner le chemin de la violence
Artículo siguienteUna nueva constitución para Costa Rica