Diario Judío México -

Deseamos que la familia no sepa más de penas.