El pasado miércoles 10 de marzo, en punto de las 17 horas dio inicio un evento muy especial que preparamos en el marco de la celebración de .

Después de un año retador, donde nos adaptamos a diferentes circunstancias, la comunidad escolar Atid se unió para celebrar la proeza de nuestros antepasados en su éxodo hacia la libertad. Miles de años después, el mensaje sigue vigente: la esperanza, la hermandad y el deseo por un mejor futuro nos une para lograr grandes cosas.

De esta manera, alumnos, padres de familia y colaboradores comenzaron un recorrido a bordo de sus vehículos para así completar una serie de retos que preparamos para ellos. Cada familia formó equipo para celebrar de forma segura que existe la esperanza de volver a reencontrarnos.

Durante esta actividad, cada equipo recorrió cuatro estaciones en donde debían completar un reto relacionado a . Aquí, pudimos constatar la gran capacidad creativa que tiene nuestra comunidad al ver cómo se las ingeniaban para cumplir con las distintas consignas para así poder avanzar a la siguiente estación.

Asimismo, la misión social que nuestro colegio fomenta no se quedó atrás, pues el reto final fue armar cajas con productos para familias que han tenido más dificultades durante esta época. De esta forma, mandamos al resto del mundo un mensaje de unidad, esperanza y de voluntad para crear un mejor futuro.

Al final del recorrido, los equipos se dirigieron a una locación desconocida, en donde habíamos preparado una sorpresa para todos: ¡Una noche de película en un autocine! Ahí, además del gran ambiente, se llevó a cabo una reflexión para dejar atrás los sentimientos negativos y renovar energías, acompañados del equipo directivo y patronato del colegio. Durante la ceremonia de la quema del jametz, pudimos dejar atrás de manera simbólica todo aquello que nos ha perjudicado en los últimos meses, para así comenzar una nueva etapa. Sin duda fue una noche vibrante, donde toda la comunidad pudo sentirse conectada y cercana nuevamente, constatando una vez más que el no son sus paredes, sino el espíritu de cada uno de nosotros.

Terminamos este evento con el sentimiento de seguir adelante; de no dejar de luchar por seguir mejorando y adaptándonos, pues estamos seguros que pronto vendrán tiempos mucho mejores en donde podremos estar juntos de nuevo, aprendiendo y disfrutando de la cercanía que caracteriza a toda la comunidad Atid.

A todos les deseamos un ¡Jag Kasher Vesameaj!

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPese a la adversidad de la pandemia, Israel lleva a cabo sus elecciones
Artículo siguienteDos años, cuatro elecciones: los giros y vueltas del estancamiento político de Israel