El pasado 14 de junio el grupo Yajad de la Asociación Na’amat , organizó en el Museo Soumaya, la velada literaria “Yo no vengo a decir un discurso” en la que en presencia del Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, un grupo de distinguidos participantes dieron lectura a varios textos del escritor colombiano.

Miriam Feldman, Presidenta de Na’amat dio la bienvenida a la celebración.

A continuación, Fernanda Familiar, inició las lecturas con “Cómo comencé a escribir”, un cuento dentro de un discurso; el joven Alan Milstein, le dio voz a “La Academia del Deber”, una reflexión que García Márquez hiciera en su momento sobre la amistad; Jacobo Zabludovsky leyó “La Soledad de América Latina”, develando el entendimiento profundo y visionario de la quimera latinoamericana que el escritor vislumbró para el territorio que lo vio nacer y, evocando como preámbulo momentos en París vividos al lado de su entrañable amigo García Márquez; Angeles Mastretta, entonó el “Brindis por la Poesía”, contagiando la alegría de estar en la celebración continúa que es la vida; la maestra Natalia Gurvich, repasó las palabras simbólicas de “Otra Patria Distinta” que García Márquez pronunció cuando lo enroló en las filas de los ilustres “Caballeros Aguila”; Plutarco Haza leyó “Prefacio para un Nuevo Milenio”; María Cristina Garda, dio voz a “Botella al Mar para el Dios de las Palabras” en el que el autor colombiano realiza provocativas preguntas al aire sobre la lengua en la que escribe; por último, en voz de Héctor Aguilar Camín los asistentes escucharon “Un alma abierta para ser llenada con mensajes en castellano”, cúmulo de anécdotas, dignas de una novela, que se concatenaron sobre el borrador y el original de “Cien Años de Soledad”, hechos que García Márquez rememoró con motivo de la edición conmemorativa del libro que dio a conocer la de la familia Buendía.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMéxico presente en la Cumbre Global de Jóvenes Judíos Innovadores de ROI.
Artículo siguienteSophie Alexander Katz termina la puesta en escena “Rock ‘N Roll”
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.