Diario Judío México - ¿Puede la muerte de un hijo, de un ciudadano, impactar a una nación entera?

Sí. Es la respuesta definitiva de padres y madres israelíes que han perdido a sus hijos, de hermanos que ya no pueden jugar juntos, de parejas que se rompieron por una muerte prematura, de familias que no se formaron e hijos que no nacieron, de amigos que perdieron a sus confidentes y con ellos la esperanza. Sí. Es la respuesta definitoria de los ciudadanos del Estado de y los judíos que vivimos en la diáspora.

Este año, el Colegio Israelita de ORT fue sede de la ceremonia central de Yom Hazikarón, y ante la presencia de los jóvenes de las escuelas de la Red Judía, rindió un homenaje a los caídos, a los soldados y las víctimas del terrorismo, a aquellas pérdidas personales que se expanden en un eco que duele en la profundidad y la inmensidad de una Nación completa, eco que nos alcanza como judíos en la Golá.

Ondas expansivas que se materializan al “nombrar”. Y en la ceremonia se escuchó uno a uno el nombre completo de quienes han muerto en la lucha permanente por la defensa del Estado de en el último año. El nombre propio con sus apellidos, para nunca olvidar que quien perdió la vida es un ser humano, un individuo que a la vez que es un hijo, un hermano, un padre, un todo.

Y se escucharon también testimonios detallados, entre ellos el de Ora Mintz, quien viajó desde y nos honró con su presencia para transmitir el sentimiento de pérdida de su hijo Raz, un joven soldado de 19 años quien fue asesinado por un terrorista en el 2001. Y conocimos la historia de Kobi, de Moshe Elmaliaj, de Asaf Tzur, quien era alumno del Colegio ORT Hanna Szenes. Unos cuántos testimonios de cientos que hoy forman parte del luto de una joven patria.

Durante la ceremonia, el silencio fue la de fondo. El baile y las canciones fueron una forma más de expresar el dolor. Los mensajes de Jonathan Peled, embajador de en y Avi Meir, Director del Colegio Israelita de ORT, un momento para la reflexión de la pérdida y la reafirmación de la importancia del Estado de .

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorMacabeada. México Vs, Israel
Artículo siguienteEscritor argentino asegura que Hitler estuvo en Boyacá, Colombia
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.