El 27 de julio de 1656 Baruj Spinoza, filósofo holandés de origen sefardí portugués, fue expulsado de la comunidad judía y desterrado de Ámsterdam, Holanda, por la Corte Rabínica de la ciudad debido a su alejamiento de la ortodoxia judaica.

Spinoza nació en el 24 de noviembre de 1632 y falleció en La Haya el 21 de febrero de 1677 de tuberculosis. Fue un heredero crítico del cartesianismo, considerado uno de los tres grandes racionalistas de la filosofía del siglo XVII, junto con el francés René Descartes y el alemán Gottfried Leibniz.
Era procedente de una familia de judíos sefardíes emigrantes de la península Ibérica, que huía de la persecución en Portugal. Se educó en la comunidad judía de Ámsterdam, donde se conservaba una considerable tolerancia religiosa, pese a la influencia de los clérigos calvinistas.
A pesar de haber recibido una ligada a la ortodoxia judía, el joven Spinoza mostró una actitud bastante crítica frente a estas enseñanzas y amplió sus estudios por su cuenta en matemáticas y filosofía cartesiana, dirigido por Franciscus van den Enden. Leyó también a Thomas Hobbes, Lucrecio y Giordano Bruno; estas lecturas lo fueron alejando de la ortodoxia judaica.
Tras el fallecimiento de su padre, en 1654, Spinoza no tenía ya que mantener oculto su descreimiento por respeto a la figura paterna, y fue expulsado de la comunidad judía. Tras esto, se retiró a un suburbio en las afueras de la ciudad y publicó su “Apología para justificarse de su abdicación de la sinagoga”.

El texto de la excomunión de

"Los dirigentes de la comunidad ponen en su conocimiento que desde hace mucho tenían noticia de las equivocadas opiniones y errónea conducta de y por diversos medios y advertencias han tratado de apartarlo del mal camino. Como no obtuvieran ningún resultado y como en el contrario, las horribles herejías que practicaba y enseñaba, lo mismo que su inaudita conducta fueran en aumento, resolvieron de acuerdo con el rabino, en presencia de testigos fehacientes y del nombrado Spinoza, que éste fuera excomulgado y expulsado del pueblo de Israel, según el siguiente decreto de excomunión:

Por decisión de los ángeles y el juicio de los santos, excomulgamos, expulsamos, execramos y maldecimos a Baruj Spinoza, con la aprobación del Santo Dios y toda esta Santa comunidad, ante los Santos Libros de la Ley con sus 613 prescripciones, con la excomunión con que Josué excomulgó a Jericó, con la maldición con que Eliseo maldijo a sus hijos y todas las execreciones escritas en la Ley.

Maldito de día y maldito sea de noche; maldito sea cuando se acuesta y maldito cuando se levanta; maldito sea cuando sale y maldito sea cuando regresa. Que el Señor no le perdone. Que la cólera y el enojo del Señor de se desaten contra este hombre y arrojen sobre él todas las maldiciones escritas en el Libro de la Ley. El Señor borrará su nombre bajo los cielos y lo expulsará de todas las tribus de Israel abandonándolo al Maligno con todas las maldiciones del cielo escritas en el Libro de la Ley. Pero vosotros, que sois fieles al Señor vuestro Dios, vivid en paz. Ordenamos que nadie mantenga con él comunicación oral o escrita, que nadie le preste ningún favor, que nadie permanezca con él bajo el mismo techo o a menos de cuatro yardas, que nadie lea nada escrito o transcripto por él."

Nunca pude leer o escribir sobre mi hermano sin emocionarme hasta las lágrimas, por eso no puedo terminar mi trabajo sin agregar, Divino Spinoza, perdónalos tú.

FuenteItongadol

8 COMENTARIOS

  1. Spinoza intentó sin exito conciliar filosofia y religion, y eso le generó incomprension y rechazo a partes iguales ...
    Su talla de filosofo nadie la pone en duda, no asi su condicion de "teólogo" la cual queda a mi juicio en entredicho ..., pues utilizar el razonamiento convencional, para adentrarse en la esfera espiritual, aboca a aquel que lo procura, al fracaso liso y llano, al tratarse de ámbitos de conocimiento distintos ...
    Analizar el fenómeno religioso en cambio, muy bien puede hacerse desde fuera, al igual que cualquer otra estructura humana, que no requiera de participacion activa o implicacion personal para ser abordada ...
    La Palabra de D- no puede ser expuesta a debate, al igual que lo atañente a la espiritualidad y a la fé, simplemente se acepta o se rechaza sin mas, pero esteril es a mi juicio debatir en torno a ella ...

  2. ¿Es correcto decir que Baruch Spinoza fue excomulgado, o solamente decir expulsado y condenado al ostracismo?La excomunión me parece que es un término relacionado con una sanción del cristianismo.

  3. Sin duda Baruj luego Benedicto se apartó totalmente de nuestros principios judaicos, pero a su vez escribió dos libros que fueron el pilar del iluminismos del siglo 17 superando a mi entender a Descartes que fueron “el principio de la ética y el otro el principio de la moral “

  4. Si terrible fue la historia de Baruj Spinoza y su excomulgación y la lectura del edicto hace sentir auténtica vergüenza ajena, más terrible aún es que hoy los rabinos que se sientan en lo más alto del rabinato serían capaces de volver a hacerlo y hasta con las mismas palabras.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLetters to the editor
Artículo siguienteRazón, tesón, corazón || Miedos, fracasos y otras motivaciones