Diario Judío México - Hace veinte años, cuando comencé a trabajar en neurología, muchos pacientes morían. Les decíamos a la familia: “Lo sentimos mucho, pero no podemos hacer nada por su ser querido”. Hoy, podemos sacar a estos pacientes de una situación en la que tenían pocas posibilidades de sobrevivir y ayudarlos a recuperarse y vivir una vida normal”, dice el Dr. Roni Eichel, Director de la Unidad de Apoplejía y Unidad de Cuidados Intensivos Neurológicos en el Centro Médico Shaare Zedek en Jerusalem.

Eichel destaca que la mejora del tratamiento de los accidentes cerebrovasculares es uno de los desarrollos más significativos en la medicina moderna. Cita un caso en el que una mujer embarazada que había sufrido un derrame cerebral importante fue llevada al hospital. “Tenía una obstrucción de una arteria cerebral que era muy poco frecuente y particularmente rara. Fue atendida inmediatamente y efectivamente. Su hijo nunca estuvo en peligro. Ella se recuperó, y tanto ella como el bebé están ahora bien”.

Menciona otros casos graves de accidentes cerebrovasculares en los que los pacientes habrían muerto si sus arterias no se hubieran reabierto. Eichel informa que en muchos casos, estos pacientes se recuperaron con pocas cicatrices.

En menos de tres años, desde la apertura del Instituto Neurológico Helmsley en noviembre de 2016, Shaare Zedek se ha convertido en uno de los principales centros de para el diagnóstico y tratamiento de los accidentes cerebrovasculares.

Un accidente cerebrovascular se produce cuando un vaso sanguíneo que transporta oxígeno y nutrientes al cerebro se bloquea por un coágulo o se rompe, obstruyendo el flujo de sangre al cerebro. En esos instantes, las células del cerebro comienzan a morir.

Eichel explica que al tratar los accidentes cerebrovasculares, el tiempo es el factor clave. “Cada minuto que pasa en el que un paciente con un accidente cerebrovascular no es tratado, mueren dos millones de células cerebrales, por lo que el tratamiento debe de ser lo más rápido posible”.

Shaare Zedek tiene una “vía rápida de accidentes cerebrovasculares” que ayuda a diagnosticar y tratar rápidamente a los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular.

Eichel dice que con la aplicación de la vía rápida, “la idea es que, en lugar de que el paciente espera al sistema, el sistema espera al paciente”. Explica: “Junto con Magen David Adom, el hospital desarrolló una aplicación que les permite obtener atención médica esencial. Información mientras el paciente está en camino al hospital. Inmediatamente después de su llegada, un médico y una enfermera reciben al paciente con apoplejía y le realizan una tomografía computarizada para evaluar la situación. Un médico veterano especialista en accidentes cerebrovasculares siempre está disponible en línea para realizar videoconferencias para gestionar casos y tomar decisiones rápidas.

El Prof. Natan Bornstein, Director del Instituto de Neurología de Helmsley, explica que la mayoría de las personas a menudo desconocen los síntomas de un derrame cerebral. Estos síntomas pueden ser entumecimiento o debilidad en la cara, el brazo o la pierna, confusión, dificultad para entender a otras personas, y/o dejar de ver con uno o ambos ojos. Todo el personal de la Unidad de Emergencias de Shaare Zedek ha recibido una capacitación intensiva para conocer e identificar los síntomas de un derrame cerebral.

El Dr. Yaakov Amsalem es el Director de la Unidad de Neuro-Radiología Intervencionista, que se ocupa de las complejas especializaciones de los accidentes cerebrovasculares de cateterización cerebral, aneurismas y otros episodios neurológicos.

Según las estadísticas del Ministerio de Salud, en 2017 Shaare Zedek realizó más inyecciones de IV-TPA y procedimientos endovasculares que cualquier otro hospital en .

“Es asombroso”, dice Eichel, “que en solo tres años, hemos podido desarrollar un centro que brinda casi todos los servicios neurológicos: neurocirugía, neurología, neurorradiología, neurorradiología diagnóstica y radiología convencional”.

Bornstein agrega: “Muchos hospitales siguen nuestro modelo para la atención de accidentes cerebrovasculares en la Unidad de Emergencias”.

(Izquierda a derecha) Dr. Nevo Margalit, Dr. Roni Eichel, Prof. Natan Bornstein y Dr. Yaakov Amsalem.

Shaare Zedek tiene 10 neurólogos y atiende a 1,200 pacientes con accidentes cerebrovasculares por año. La atención del accidente cerebrovascular en el Instituto de Neurología se extiende más allá del tratamiento del accidente cerebrovascular en sí mismo a las medidas preventivas para evaluar la situación del paciente y prevenir un segundo accidente cerebrovascular más grave.

Bornstein acredita a la administración del hospital y sus partidarios por reconocer la necesidad de invertir en un servicio neurológico integral y explica que el instituto tiene cuatro secciones principales: el Departamento de Neurología, el Departamento de Neurocirugía de 24 camas, la Unidad de Apoplejía y la Unidad de Neuroradiología Intervencionista, que realiza una cateterización cerebral para eliminar coágulos de sangre del cerebro, así como otros procedimientos de neurocirugía.

Además de su tratamiento directo de pacientes neurológicos, el Instituto de Neurología lleva a cabo actividades académicas e investigaciones en todas las áreas de la neurología para jóvenes neurólogos y enfermeras.

Dice Eichel: “También queremos concienciar a la población. Nuestra visión es continuar brindando servicios profesionales de calidad en todas las áreas de neurología para los residentes de Jerusalem, brindándoles un tratamiento compasivo y profesional. Hoy en día, estamos tratando a más pacientes, incluso casos más complejos, tanto por la nueva tecnología como por las nuevas pautas médicas que permiten el tratamiento de los accidentes cerebrovasculares en algunos casos hasta 24 horas después del evento”.

“He estado en muchos países”, dice Bornstein, “y he enseñado en todo el mundo, en China, Filipinas, India, Uzbekistán y Kazajstán. Aquí en , la neurología es una disciplina muy avanzada en términos de conocimiento, tecnología y tratamiento. Aquí se lleva a cabo una gran cantidad de investigaciones, que son apreciadas en todo el mundo “.

Bornstein, que es uno de los neurólogos veteranos más respetados de con más de 35 años de experiencia en el campo, dice simplemente: “El espíritu de Shaare Zedek es algo especial”.