Durante la época en que a los musulmanes cubanos se nos permitía entrar y participar en las ceremonias y celebraciones en la Sala de Oraciones del Museo de los Arabes se celebraron 6 casamientos, siguiendo el ritual islámico, por supuesto habiendo contraído con anterioridad el matrimonio civil. Este es un rito simple en que se leen suras específicas, pequeñas, en presencia del imán o de un diplomático musulmán conocedor de la liturgia. De esa época se puede mencionar que se celebraron también cuatro rituales mortuorios a extranjeros que murieron en el país Después de comenzar a hacer los rezos y ceremonias en las casas particulares, se han celebrado 8 casamientos, efectuados por un imán cubano y hubo un ritual mortuorio que se celebró en la misma funeraria cuando murió un musulmán cubano.

Con relación a las bebidas alcohólicas, reconocemos que el cubano siempre ha tenido cierta tendencia hacia ellas, pero que es algo que desvía al creyente de sus obligaciones y se le especifica que no puede hacer la oración si ha tomado. En general, la ingestión de alcohol se deja a la consideración del creyente, pues es su conciencia con Dios, aunque se hace énfasis en que no es correcto que un musulmán tome. Se considera que es un proceso que debe ir interiorizándose, al igual que se hizo en su momento con el ayuno de Ramadán.

La poligamia en , como tal, no se conoce. Es más, está prohibida por las leyes civiles. En el caso de los musulmanes cubanos que viven con sus compañeras pero sin estar casados se les ha aconsejado que se casen y tengan una relación honesta. decente y que no tengan otra mujer. No obstante ese tema ha sido tocado en nuestras reuniones por ser una práctica común a nivel mundial.

Como sabemos todos, en el Islam hay cuatro escuelas filosóficas fundamentales; la Malikita, la Hanifita, la Shafiita y la Hambalita. La comunidad islámica cubana aunque se encuentra más cercana a una mezcla de Malikismo y Shafiísmo no abraza abiertamente una escuela como tal.. Se busca una enseñanza global, o sea, de tomar de las cuatro escuelas filósoficas la parte que más se adecue a los cubanos. Hablamos de la malikita porque es la que tiene los postulados más abiertos, alejados de la rigidez de la Hambalita.

Para los cubanos, como para cualquier musulmán, la primera fuente de conducta humana a seguir es el Corán y después las Sunnas, o lo que el Profeta estableció como respuesta a diferentes hechos no recogidos en el libro sagrado. Lo demás es apreciación de los hechos. Y estas apreciaciones son las que se recogen por las diferentes escuelas.

Aunque es uno sólo, el Islam en cada país tomó características locales. En el caso cubano, el Sermón del Viernes que se pronuncia antes de la oración, y que debería hacerse en árabe es dicho en ese idioma o en inglés, pero después es traducido al español. Al principio esto creó ciertos malestares entre algunos musulmanes árabes que consideraban que debería hacerse sólo en árabe, pero al final prevaleció la opinión del imán, quien aclaró que aunque el mensaje del Corán se había dado en esa lengua, Dios conoce todos los idiomas del mundo y por ello había que traducirlo al que se hablase en el país. Este es un ejemplo de cómo prevalece el pragmatismo al actuar, dentro de nuestra comunidad.

El grupo islámico cubano, a pesar de ser muy joven, ha tenido bastante actividad desde su creación. Asiste a seminarios, conversatorios, charlas y actividades culturales relacionadas o no con el Islam. También estamos haciendo traducciones del inglés al español de varios materiales necesarios para todos, en que se enfatizan la cultura, la e historia islámicas.

En las Ferias del Libro que se han estado celebrando en la capital desde hace ya varios años, hemos participado en la venta, exposición y presentación de los materiales expuestos por las editoriales o instituciones islámicas que han venido con la idea fundamental, más que vender libros, de dar a conocer nuestra religión. Una vez finalizada la feria, los libros y materiales no vendidos son donados a los propios musulmanes o a instituciones culturales.

Los musulmanes cubanos hemos tenido también encuentros con visitantes extranjeros y algunos de nuestros miembros tienen la intención y la voluntad de prepararse y calificarse en países islámicos para servir mejor a la comunidad.

El consenso de la comunidad es algo que existe en el Islam y proviene de una Sura que aclara que la comunidad islámica nunca caerá en la perdición. Cuando hay algun tópico sobre el cual se quiere tomar una decisión, porque no se encuentra definido en el Corán, la comunidad decide y se toma un acuerdo. También los musulmanes cubanos nos hemos reunido con este fin. Ya una vez nos reunimos para ver la posición cubana con relación a la mujer, ya que no hay protagonismo de la mujer en el Islam. Algunas mujeres del grupo tienen nivel educacional y quieren protagonismo. En esa reunión adoptamos como ishna una mayor participación de la mujer en las actividades para que hablen y lleven la experiencia cubana, incentivándolas para que tengan su espacio.

La última novedad de nuestra comunidad ha sido el Comité de Mujeres Cubanas Convertidas al Islam, el cual fue creado el 21 de mayo del 2000, con el propósito de adquirir el conocimiento necesario para transmitir el mensaje islámico. Las mujeres se reúnen el cuarto domingo de cada mes en el lugar de rezo y hacen actividades de lecturas de Suras y Hadices, los cuales se estudian e interpretan. Se debaten también entre ellas temas como el de la poligamia, el alcoholismo, el papel de la mujer en el Islam, la lactancia materna, etc.

Fuente: http://www.islamhoy.org/principal/Latinoamerica/cuba.htm#lazo

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorA Brief History of the Muslims in Panama
Artículo siguienteMore Hispanic Americans are Converting to Islam