Diario Judío México - Aquí en . No es precisamente una alucinación, el comunicado de los indios wayuu que comienza así:

“El demonio del norte, y los aliados de ellos…”.

Es tan auténtico como que también dice:

“Los musulmanes Latinoamericanos tenemos que tomar las armas para defender el Islam y a los musulmanes..
El tiempo de la neutralidad, la pasividad y la indiferencia frente al conflicto que hoy vive el Islam y los musulmanes en el mundo, pasó. Los musulmanes latinos hoy asumimos un papel protagónico en la Yihad Latinoamericana contra occidente”.

¿Cómo llegó esto a nuestra etnia?, a sus no sólo hombres indígenas sino a sus y niños, para desatar el odio de esta manera.

¡Señor! ¿Qué estábamos haciendo cuando perdimos a ?
Nos decían que nos iban a freír en aceite caliente y muchos no lo creyeron y ahora Hezbollah se apodera de los indios guajiros, de los wayuu…. Como si les hubiesen practicado una lobotomía !!!

Se trata de comunidades indígenas, y para ser más fiel los remito a la fuente del oficialismo:
“Localizados entre Paraguaipoa y Castilletes en la estrecha franja que corresponde a en la península del mismo nombre, tienen una población que sobrepasa los 300.000 habitantes.

Los guajiros se autodenominan Wayuu y designan como kusina a otros grupos indígenas de los alrededores (barí, yucpa, japreria) y usan el término alijuna para referirse a cualquier otra persona que no sea ni Wayuu, ni indígena.

Wayuu quiere decir persona o gente. Los Wayuu están organizados socialmente en grupos exogámicos de descendencia matrilineal (linajes y clanes), llamados por la población no indígena castas”. Esta es la del siglo 21.

Abajo el comunicado que está en la infinidad de bloggers del Hezbollah nacionales, más una amplia información, por si acaso, queda algún viso de duda, o además, para que pueda ser juzgado, sirva de reflexión o para ver qué hacemos.

Martha Colmenares

Texto del comunicado

Hezbollah llama a la Guerra Santa en América Latina.
lahi Rahmani Rahim
(En el Nombre de Allah, El Compasivo, El Misericordioso)

El demonio del norte, y los aliados de ellos, enemigos todos del Islam y de Allah, han ordenado el exterminio del Islam, de los musulmanes, de nuestros lugares sagrados, y la desaparición de nuestra fe. La lucha de estos engendros de Satanás, es contra Allah. Los musulmanes Latinoamericanos tenemos que tomar las armas para defender el Islam y a los musulmanes. El tiempo de la neutralidad, la pasividad y la indiferencia frente al conflicto que hoy vive el Islam y los musulmanes en el mundo, paso. Los musulmanes latinos hoy asumimos un papel protagónico en la Yihad Latinoamericana contra occidente, enemigo del Islam. Los musulmanes latinos, hoy nos colocamos en las filas de batalla, al lado de nuestros hermanos árabes, si con ellos compartimos las filas de la oración, con mucha mas razón compartiremos, las de la batalla por la causa de Allah. Los musulmanes latinos ingresamos como muyahidin a los ejércitos de los musulmanes, para combatir con valor junto a nuestros hermanos, irakies, iraníes palestinos y libaneses. Allah es uno, una es su religión, uno su profeta, uno su libro sagrado y los musulmanes en el mundo somos uno. La suerte de los hermanos musulmanes que sufren los efectos del imperial y sionista, no nos puede ser indiferente, aunque halla grandes distancias entre ellos y nosotros. Que sepan los y sus aliados que en América hay también musulmanes, que nos duelen nuestros hermanos, que estamos dispuestos a pasar a la ofensiva, si y U.S.A no desisten de atacar al Líbano. Si U.S..A no desiste de su empeño de invadir a Irán, nuestra teocracia islámica, los atacaremos en América latina y hasta en el interior de U.S.A, que tenemos los medios como hacerlo, nuestra ofensiva en América puede contemplar incluso el saboteo al suministro de petróleo a U.S.A desde América latina, están advertidos la suerte de nuestros hermanos no nos es indiferente

Wa alaikum salam !

Fuente: Comunicado http://hezboallahvenezuela.blogspot.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorMexican Congress warns Iranian Ambassador
Artículo siguienteHezbollah builds a Western base