No se puede negar que ha existido cierta animadversión hacia los musulmanes por parte de algunas denominaciones cristianas, fundamentalmente entre los Pentecostales y los Testigos de Jehová, pero por lo general ha sido por desconocimiento.

La mayor parte de los musulmanes tenemos muy buenas relaciones con instituciones, creencias y tendencias filosóficas, que van desde el Yoga hasta el Subud indonesio. Muchos somos muy abiertos a todas las tendencias y son muy pragmáticos, eludiendo la ortodoxia. No queremos ser vistos en como son vistos muchos musulmanes en otros países. Nuestra divisa es “que somos creyentes pero somos cubanos” y siempre buscamos que se respete la idiosincrasia del cubano. A su vez consideramos que el fundamentalismo islámico es un algo ajeno al Islam.

La composición laboral y partidista entre nosotros es muy variada. Hay entre nosotros obreros, médicos, ingenieros y técnicos y hay también algunos que militan dentro de las filas del Partido Comunista y la Unión de Jóvenes Comunistas.

No hay dudas de que la Comunidad Islámica cubana se ha ido desarrollando y ganando en calidad desde su reciente creación, hace apenas 12 años. El futuro de la misma depende mucho de la preparación de sus miembros, de la forma en sepan dar el mensaje a otras personas tal vez interesadas, del ejemplo que irradien con su actuación, y de que sepa llenar el espacio espiritual de muchos que aún no se han decidido a afrontarlo.

Fuente: http://www.islamhoy.org/principal/Latinoamerica/cuba.htm#mujer

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMore Hispanic Americans are Converting to Islam
Artículo siguienteTogether in prayer, support