Diario Judío México - Este 11 de Setiembre se convierte en un día difícil para la humanidad, pero en especial queremos recordar a Salvador Allende, caído en defensa de la institucionalidad democrática. La experiencia socialista democrática en América Latina fue frustrada por fuerzas fascistas de Pinochet y asesinaron a su presidente en ejercicio.

Sin duda el socialismo es hoy casi una utopía, pero el romanticismo y los valores de aquel hombre que sin armas con manos limpias defendió sus ideales, so un ejemplo de valor, en una sociedad donde hoy lo material asola las costas.

Salvador Allende fuiste de los “imprescindibles” por encima de tus pensamientos, nos dejas junto a Gandi y Mandela, el honor que sin la fuerza bruta se puede defender una causa. Con su caída vino el terror en chile, los asesinatos, la tortura, los desaparecidos y lo peor toda esa represión fue en vano. El socialismo volvió a ganar en democracia las elecciones. Viva los compañeros y el pluralismo político

—————–

No podemos tampoco olvidar la desgracia del pueblo americano cuando un 11 de setiembre, pero del 2001 más de 3.000 almas caían frente al peor atentado terrorista realizado por yihadista Al-Qaida. Habían destruido las famosas torres gemelas en N. York. Nada podía justificar nada.