Diario Judío México - La Última Cena

-¡Que vista hermosa! No se ve la otra orilla, pero es hermosa…
¡gracias!
-Vos merecés esto y mucho más…

Andrea Linares Fowless y Augusto Abarrategui entraron en “Che Montevideo” en la zona de Trouville.

-Me gustaría brochettes de pescado con salsa.
-Que sean dos…

Asunto: La Ultima Cena

¡Lau! ¡No vas a poder creer! El sabado a la noche Au me invitó a festejar mi cumple, precioso el lugar, ¡ay qué vista!, esa preciosa rambla que tiene Montevideo, mesas para todos los gustos, adentro o al aire libre, semi cerradas, en las esquinas o al centro del local, Au pidió una picada con de todo un poco ( la tabla) y un calzone romano riquisimo y enorme, con una masa deliciosamente calentita. El Panqueque de manzana al ron con helado ¡un manjar! Los precios nada del otro mundo (al menos lo que nosotros estamos acostumbrados) lo único siempre caro son los refrescos que te cuestan un… ¡La música en vivo! (Duo Mona Lisa me dijo la moza) buenísima:D Uno de los puntos más bellos de la costa montevideana, cálida ambientación, excelente música en vivo. ¿Qué más se puede pedir para un sábado de noche?

Bruja, si vieras el lugar, ¡se te caerían las medias! Pero más se te van a caer (¿estás sentada?) por lo que te voy a contar. Re obvio que te hice caso y me puse Chanel número cinco. No vas a poder crer, pero Au odia las manos descuidadas, tipo onda “campesina”; ?odia todo lo ordinario! Re obvio, él es un tipo con clase… es un Abarrartegui… qué misterio bruja, pero hasta que no termines de leer todo, seguí ansiosa, ja ja, es que estoy como perro con dos colas…

¡Conocí a la mamá de Au! (me imagino tu cara). Un día íbamos caminando y, pah, es increíble, lo que son las casualidades, Lau, y re re mona la mamá, super super elegante, y Au le dijo que yo soy Andrea Linares Fowless, y me saludó súper simpática, y ¡nos invitó a tomar el té!

Suena el tel, debe ser Au, esperá, ¡esperá bruja! […]

-Se te ve cansado Augusto- dijo Andrea mientras degustaban un calzone romano sugerido por el cheff.

-Lo que más me importa es mamá…

-¿Que pasa Augusto? Sabés que podés contarme lo que sea, yo soy tu amiga.

-Si, tenés razón. ¡No aguanto más!

-¿Qué pasa, Au?

-Yo estoy en falta contigo Andrea, tengo que contarte tantas cosas de mi vida…

-No te preocupes ahora, ¿qué te pasa?

-Hace meses que estoy durmiendo mal, irritable, de mal humor…

-Pero ¡Au! ¡No podés seguir así! Igual, si no querés no me cuentes…

-Si, te voy a contar, porque ya estoy ¡harto! de todo este asunto. -Decime…

-Te acordás que te hablé de una mujer judía…

-Si… ¿Con la que salís?

-¡Salía! ¿Qué pasó Au?

-Jamás podríamos tener un proyecto de vida juntos.

-Yo no te quise decir nada, Au, pero eso es obvio.

-Es imposible que yo comulgue con una judía. ¡Por algo nunca salí con ninguna!

-Bueno, Au… pero ¿sólo es eso?

-¡No! Es de izquierda, “del frente”, si mamá se entera, le da
algo…

-Mirá Augusto, sabés que no me gusta entrometerme en la vida de otros, pero es obvio que esa mujer no le va a caer bien a tu madre, me decís que es de izquierda, ¡a que no se pinta las uñas!

-Peor: ¡Se las come!

-¡Ay, que bochorno!

-Y usa todo el tiempo jeans, y todavía algunos ¿viste que ahora algunas mujeres usan vaqueros agujereados a propósito?

-Si, pero eso se usa para una salida al campo…

-Ella los usa para todo, la última vez que nos vimos, yo daba una conferencia, y ¡se vistió así!

-¡No!

-Pero además, lo peor fue cuando una muy querida amiga, dijo algo que le molestó, lo consideró ¡elitista!

-¡No!

-¡Si!

-Y se levantó y le dijo… bueno… no sabés el papelín Andrea… ni te imaginás…

-¿Y siguen juntos?

-¡No! ¿Estás loca? No voy a seguir pasando vergüenza con una tipa del frente y judía, y todavía que no tiene límites y es desubicada.

-Creo, vos perdoname Au, pero ella no es la indicada. No quiero mentirte.

-Gracias Andrea. Esto es lo que necesitaba oír.

Continuará: “El Antisemita”

* Oprima aquí para leer los capítulos anteriores .

Más Artículos en esta Serie

<< La judía de Montevideo, 22va. parteLa judía de Montevideo, 24va. parte >>
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDesde Adentro 84a parte: ¿No es o sí?
Artículo siguienteRaíces
Anna Donner Rybak nace en Montevideo el 21 de setiembre de 1966. Es analista en sistemas, escritora y artista plástica. Escribe diversos géneros: Cuentos históricos, cuentos de humor, Columnas de actualidad, Ensayos, Poesía y Fantástico. En 2007 participa como integrante del coro ACIZ CANTAMOS en el encuentro Interamericano de Coros en la Ciudad de Buenos Aires, abriendo la presentación leyendo un cuento de su autoría: Intermitencias de la Muerte. En 2009 lee Retazos Blancos, Negros y Sepia