Diario Judío México-

OLAS EFASARON LAS PATADAS
AL BODRE DE LA MAR

Entre tantas desgrasyas una mas, una manko…..
La dolor no se amaho i nunka se olvido…
Olas efasaron las patadas al bodre de la mar…..
Ken se fue, ken kedo…. Unos no keren mas rogar !

Las lagrimas de los otros se sekaron…
No saven mas yorar !
Los gritos a los sielos se kayaron
No se oyen mas.. No se deve de akodrar !

La Luz kovre i arekaynta los ke kayeron,
Los kompartimientos del treno estavan yennos
No mas para ir i sufrir en akeyos kampos
Ma para yegar ande los asperaron los angelos.

sharope.blanco@gmail.com

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa Comunidad Sefaradí invita a la entrega del Premio Maimónides
Artículo siguienteSenado de la República de México expresa su más enérgica condena al ataque contra la comunidad judía de Pittsburgh
SHAROPE BLANCO en ESTAMBUL (Turquia) Sharope Blanco, economista y profesora de lenguas, administradora y fundadora del Grupo SEFARADIMUESTRO en Yahoo, donde escribe sus poemas, artículos, recuerdos y su novela Almendra. Escritora y poeta de innumerables poemas y artículos en Inglés, en Francés, en Turco y en Judeo-Espanyol, pocos publicados hasta la fecha. Su obra será publicada post-mortem según su deseo, por su hijo Nebil F. Behar, medico residente en Inglaterra.