Diario Judío México - Con gran entusiasmo nos reunimos para celebrar .

La cita fue en casa de Clarisse Porteny, quién nos recibió con los brazos abiertos y una hospitalidad de primera.

Fue una mañana muy divertida y de aprendizaje, dónde compañeras de todos los grupos bendecimos los Arbat Haminim y dijimos la bendición de Shejeyanu al entrar por primera vez a la Sucá.

Posteriormente tomamos un desayuno delicioso y finalmente terminamos con un juego de trivia con preguntas de y de Na’amat, y un juego de mímica de símbolos del judaísmo.

Entre risas, debates por tener la mejor respuesta y entrega de premios, aprendimos los valores del judaísmo y de nuestras raíces.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorPresencia de México en marcha evangelista en Israel
Artículo siguienteSucot y el propósito de la vida
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.