Diario Judío México - Este miércoles por la noche damos fin a la festividad de Sucot, y entramos a las fiestas de Shemini Atzeret y Simjat Torá durante estos dos días nos empezamos a despedir de un mes de festejos, alegrías, momentos de reflexión, mesas repletas de manjares y familiares y todo lo que incluye el mes de Tishrei.

La principal tradición de Simjat Torá es bailar con la Torá, la tomamos en nuestros brazos y danzamos con alegría. Uno se podría preguntar ¿No es irrespetuoso bailar con la Torá? ¿Acaso la Torá no esta para ser estudiada y leída?

Todo lo contrario ocurre en Simjat Torá, la Torá esta cerrada y nuestros pies son los que se mueven.

El mensaje es muy profundo, en realidad la Torá debe ser estudiada, pero no alcanza con tomarla como un mero ejercicio intelectual, debemos lograr que la energía de la Torá recorra todo nuestro cuerpo e incluso nuestros pies sean parte de la alegria de la Torá.

La Torá no es un libro más, es el libro de la vida, por eso todo nuestro cuerpo se conecta con ella en Sinmjat Torá.

Pdta: No olviden concurrir al Templo el jueves por la mañana, especialmente quienes no tiene padre o madre, para le rezo de Izkor. El jueves por la noche y el viernes por la mañana para bailar con la Torá.

Oido al pasar: Tishrei se forma con las palabras Tish (mesa en Idish) y Rei, en este mes tenemos todos los componentes de la mesa del Rey de reyes.

¡Jag Samej!

Fuente: Magazine Semanal – Chabad.org