Los judíos celebramos a partir de hoy “Pesaj” o la Pascua, una de las festividades más importantes con la que recordamos el éxodo bíblico de Egipto y nos abstenemos de comer pan durante toda una semana.

De acuerdo a la tradición, nos privaremos durante siete días de comer cualquier alimento leudado a fin de conmemorar el episodio bíblico del Éxodo, en el que escaparon de la esclavitud en el Egipto faraónico bajo el liderazgo de Moisés hace unos 3.500 años.

“Y guardaréis la fiesta de los panes ázimos. Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado (con levadura), sea extranjero o natural del país, será borrado de la congregación de Israel”, recoge el segundo libro de la Torá (Pentateuco), que da su nombre a la festividad.

Según la tradición, teniendo que escapar a toda prisa de Egipto, los israelitas no pudieron hornear el pan correctamente y tuvieron que conformarse con una suerte de masa no leudada, denominada en hebreo “matzá”.

“Cuando el pueblo de Israel salió de Egipto recibió la noticia con muy poco tiempo para preparar la comida y cuando cocieron la masa de pan, ésta no subió y lo que salió fue “matzá”. Por eso, seguimos elaborándola”, explica Yosef Zohar, un abuelo residente en Jerusalén para quien la festividad supone rememorar recuerdos de su infancia en Irán.

Se entiende como “leudado” la mezcla de agua, durante más de dieciocho minutos, con alguno de los cinco cereales básicos con los que se elabora el pan: trigo, centeno, cebada, avena y escanda.

Pero esta costumbre hoy en día no se limita exclusivamente al pan, sino que entre algunos sectores ultra-ortodoxos también se incluyen las legumbres, especialmente entre los judíos de origen askenazí (originarios de Europa central y oriental).

Por esta razón, desde hace varios días los supermercados y establecimientos de comida mantiene precintados y cubiertos con lonas las secciones con productos que contienen levaduras, así como los cereales mencionados, además de las legumbres.

El diario “Haaretz” se hace eco de esta corriente que data del siglo XIII en Francia, donde se extendió la prohibición de

consumir algunas legumbres por la forma en que éstas eran cultivadas, almacenadas y transportadas.

“En ese momento había un verdadera preocupación por que los granos (de cereales) se pudieran mezclar entre las legumbres y por eso emitieron una prohibición contra el consumo de maíz, alubias, garbanzos y arroz”, menciona el artículo.

Esa costumbre ha perdurado hasta nuestros días a pesar de que hoy el cultivo de esas legumbres no entraña ningún riesgo de “contaminación” con los cereales con los que se elabora el pan.

Sin embargo, entre las comunidades sefardíes (descendientes de los judíos que vivieron en la Península Ibérica) nunca se aceptó la prohibición y continuaron consumiendo legumbres durante la Pascua.

Además de la tradición de no comer productos fermentados, en los hogares judíos se realiza días antes una limpieza a fondo para deshacerse de las más minúsculas migas, a la que sigue la venta simbólica de los productos prohibidos a un gentil.

También proliferan las hogueras en ciudades de todo el país, donde los más tradicionalistas queman los últimos restos de pan.

La jerosolimitana Sarah Zohar explica que comienza a limpiar la casa desde un mes antes: “Limpiamos, arreglamos, cepillamos bien, y el último día nos deshacemos los productos leudados y del pan”.

Algunos analistas se preguntan si con la limpieza escrupulosa y exhaustiva de las casas, incluso entre los sectores seculares, se puede conmemorar el fin de la esclavitud.

En todo caso, preparados o no, gran parte de los hogares judíos celebran esta noche la principal cena pascual denominada “Seder”, un ritual en el que se suelen degustar otros alimentos que simbolizan los momentos agridulces y la penurias que vivió el pueblo judío en su salida de Egipto.

Desde la pasada medianoche, el Ejército de Defensa de Israel mantiene cerrados durante 48 horas los accesos desde el territorio de Cisjordania (Judea y Samaria), para prevenir ataques terroristas, y sólo permitirá el paso a personas que requieran atención médica, ayuda humanitaria o asistencia excepcional.

El “Pesaj” coincide este año aproximadamente con la Semana Santa cristiana, uno de los momentos álgidos en la afluencia de turistas y peregrinos a la zona, que según estimaciones del Ministerio de Turismo alcanzarán los 150 mil. EFE y Aurora

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz la Sra. Esperanza Bank de Toiber Z”L
Artículo siguienteEl ‘Preso X’ dio a Hezbollah el nombre de agentes del Mosad
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.