El Papa Francisco I envió un telegrama al rabino de la ciudad de Roma, Riccardo di Segni, en el que felicitó a toda la comunidad judía por el inicio de la fiesta de Peisaj, que se extiende hasta el próximo 2 de abril.

«Pocos días después de nuestro encuentro y con renovada gratitud por haber querido honrar con su presencia y la del resto de representantes de la comunidad judía la celebración de inicio de mi pontificado, me resulta particularmente gustoso extenderle a usted y a toda la comunidad judía de Roma mis felicitaciones más fervientes por la gran fiesta de Peisaj», escribió el Sumo Pontífice.

Más adelante, en la misiva enviada por la Secretaría de Estado del Vaticano y firmada por Francisco (Franciscus), el Papa apuntó sus deseos de que «el Omnipotente, que liberó al pueblo judío de la esclavitud de Egipto para guiarlo a la Tierra Prometida, continúe liberando de todos los males y acompañando con su bendición».

«Les pido que recen por mi, a la vez que yo rezo por ustedes, esperando poder profundizar las relaciones de estima y amistad recíproca», escribió el Papa, según el texto difundido por la comunidad judía romana.

Di Segni expresó su satisfacción por la felicitación papal y le deseo sus mejores deseos para la Pascua cristiana.

El rabino asistió a la misa de inicio de pontificado de Francisco I, en el Vaticano, el 19 de marzo, y al día siguiente fue recibido por el Papa, junto a los otros líderes religiosos, en la sala Clementina del palacio apostólico.

El Papa Francisco I ya había enviado un mensaje a Di Segni, al día siguiente de ser elegido, en el que expresaba su determinación a contribuir «al progreso que las relaciones entre judíos y católicos conocieron a partir del Concilio Vaticano II, en un espíritu de renovada colaboración».

Francisco I realizó ya varios gestos hacia los judíos desde su elección, a quienes dice considerar «mis hermanos mayores en la fe» tal como lo hicieron Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Tras la asunción de Francisco I, el Gran Rabino asquenazí de Israel, Yona Metzger, aseguró que las relaciones entre el cristianismo y el judaísmo habían mejorado, contribuyendo a «una disminución de actos antisemitas en el mundo».

Según el Rabino Metzger, el Papa Francisco representa «la devoción, el amor a Dios, el amor a la paz, una modestia santa y un nuevo continente que está despertando».

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIsrael comenzará el domingo a extraer sus primeros litros de gas
Artículo siguienteExplica Roberta Kaplan porque defiende el matrimonio Gay ante la Suprema Corte Americana