Diario Judío México - La comunidad judía española se une este domingo a la celebración para recibir su nuevo año. Según el calendario hebreo, la noche del 9 de septiembre arranca el año 5779. Ese día el pueblo judío conmemora la creación del ser humano.

Así lo recuerda la Federación de Comunidades Judías Españolas (FCJE), entidad que representa a unos 45.000 creyentes de esta religión en . El primer día del año judío, explican en una nota, también marca unos días de “balance espiritual en los que el fiel realiza un examen de conciencia para superar todos los errores cometidos en el año que concluye”.

Cada ‘Rosh Hashaná’ (Año Nuevo) es “una oportunidad de mejorar, renacer y cambiar el rumbo de la vida”, recalca al FCJE. La tradición manda que en todos los hogares judíos, las chicas enciendan las velas esta noche especial y reciten bendiciones.

En la sinagoga también suelen leerse unos textos especiales y se toca el ‘Shofar’, una especie de trompeta fabricada con un cuerno de carnero, cuyo sonido invita a “despertar” la conciencia de las personas con el fin de arrepentirse de los malos actos y volver a Dios.

En esta fiesta, los miembros de la comunidad judía suelen tomar alimentos especiales (todos ellos con una simbología particular), como la cabeza del carnero, dátiles, manzana con miel, puerro, acelgas, calabaza y muchos dulces.

El periodo de reflexión que comienza en Rosh Hashaná dura 10 días y culmina en ‘Yom Kipur’ (que será el miércoles 19 de septiembre). El sonido del ‘Shofar’ rompe el silencio y anuncia la concesión del perdón tras el arrepentimiento. Durante el ‘Yom Kipur’ mucha gente suele ayunar hasta la tarde, en la que suele convocarse una nueva celebración gastronómica entre los judíos.