Cada año, como es costumbre, en el Colegio Atid celebramos a lo grande. Desde que inició el mes de Adar nos comenzamos a preparar para vivir todas las mitzvot y costumbres de la fiesta. Hubo numerosas dinámicas que integraron, en cada sección de la escuela, a alumnos, maestros y colaboradores.

Como es una celebración en donde se expresa el amor al prójimo, el colegio completo participó en la colecta de Matanot Laevionim. Así, cada quien con su acción diaria recordó a los más necesitados e inspiró a otros a ser solidarios; juntos reforzamos la importancia de compartir. Esta colecta recibió una gran respuesta y se logró el objetivo de despertar conciencia y el de activarnos por los demás.

La elaboración de los Mishlojé Manot hizo valer el sentido de esta tradición, pues los alumnos lo dedicaron a compañeros con los que menos han compartido. Se dieron el tiempo de conocerlos y llenar sus empaques de dulces a gusto de quien lo recibiría, para entregarlos en este gran día y así aumentar el amor y la amistad entre todos.

Cada uno de nuestros alumnos escuchó la lectura del Meguilá, conectando con la fuente original de la celebración. Los más pequeños disfrutaron sonar sus rashanim al escuchar el nombre del malvado Haman.

Cada grupo tuvo un pequeño Mishté a la hora de su lunch, en el que brindaron por mantener esta alegría por siempre. Atid Parents Association y Atid Moms se unieron a la celebración presentando la tradicional obra de , inspirada en la película Sing y adaptada a esta festividad. Las actuaciones y canciones fueron de primera y la puesta en escena demostró la originalidad de las organizadoras.

Los más grandes llenaron de vida el transporte de la escuela con el nuevo y gran concurso de disfraces de camiones. Los alumnos de Lower High School y diferentes equipos de colaboradores administrativos compitieron entre sí, demostrando su gran creatividad, capacidad de organizarse y comunicarse, pero sobre todo disfrutaron de un día lleno de convivencia y regocijo trabajando para alegrar a los más pequeños, quienes llegaron a sus casas en autobuses muy divertidos y llenos de color. El alumnado de Upper High School se unió a la salida con sus coches caracterizados al mejor estilo de My Atid at School. ¡Todos aportaron con sus increíbles y creativos disfraces!

Gracias a estas experiencias y al trabajo diario dentro del salón de clases, logramos tener una de las mejores celebraciones de de todo el Colegio Atid. Vivimos la identidad en un ambiente lleno de diversión sana y de alegría. ¡La unión de todos hizo que este día fuera uno inolvidable!

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriordentalia, el dentista número uno en México
Artículo siguientePortugal modificará proceso de ciudadanía para judíos sefardíes tras polémica