Kol Nidrei, el servicio recitado al comienzo de Yom Kipur y que posiblemente sea la pieza más reconocible de la liturgia judía, nos enseña que las palabras por sí solas tienen un poder asombroso. Este servicio más sagrado, poderoso e icónico del año judío gira en torno a nada menos que la pura majestad de la palabra hablada.

SaveTheMusic te invita a escuchar “Kol Nidrei”, en varias de sus versiones más famosas, oprime aquí.

El siguiente es el texto asquenazí tradicional del servicio Kol Nidrei.

אוֹר זָרוּעַ לַצַּדִּיק
Ohr zaroo-ah latzadeek
Se siembra luz para los justos

וּלְיִשְׁרֵי לֵב שִׂמְחָה
u-l’yishrei lave simchah
y para los rectos de corazón, gozo

La siguiente declaración la hace el cantor y se repite tres veces:

עַל דַּֽעַת הַמָּקוֹם
ahl da’at hamakom
Con el consentimiento del Todopoderoso,

וְעַל דַּֽעַת הַקָּהָל
vee-al da’at hakahal
y el consentimiento de esta congregación,

בִּישִׁיבָה שֶׁל מַֽעְלָה
beesheevah shel ma’alah
en una convocatoria de la corte celestial,

וּבִישִׁיבָה שֶׁל מַֽטָּה
u-beesheevah shel matah
y una convocatoria del tribunal inferior,

אָֽנוּ מַתִּירִין
ah-noo mahteereen
por la presente otorgamos permiso

לְהִתְפַּלֵּל עִם הָעֲבַרְיָנִים
l-hitpalel bayn ha-abaryaneem
para rezar con los transgresores

כָּל נִדְרֵי
kol nidrei
todos los votos

וֶאֱסָרֵי
veh-essaray
y las cosas que nos hemos prohibido a nosotros mismos,

וּשְׁבוּעֵי
u-sh’vooh-ay
y juramentos,

וַחֲרָמֵי
vacharamay
y objetos que hemos consagrado al templo,

וְקוֹנָמֵי
vih-konamay
y votos emitidos con la expresión "konum",

וְכִנּוּיֵי
vih-cheenooyay
y votos que son abreviados,

וְקִנוּסֵי
vih-keenoosay
y votos emitidos con la expresión "kanos",

דִּנְדַֽרְנָא
dindahrnah
sobre lo que hemos prometido,

וּדְאִשְׁתַּבַּֽעְנָא
u-d’eeshtahbahnah
y jurado,

וּדְאַחֲרִימְנָא
u-d’achareemnah
y dedicado,

וּדְאָסַֽרְנָא עַל נַפְשָׁתָֽנָא
u-d’ahsahrnah ahl nahfshatahnah
y prohibido para nosotros mismos;

מִיּוֹם כִּפּוּרִים זֶה
meeyom keepooreem zeh
desde este Yom Kipur

עַד יוֹם כִּפּוּרִים
ahd yom keepoorim
hasta el siguiente Yom Kippur—

הַבָּא עָלֵֽינוּ לְטוֹבָה
hahbah ahlaynoo l’tovah
que nos llegue en un buen momento

בְּכֻלְּהוֹן אִחֲרַֽטְנָא בְהוֹן
bihchoolhone eecharahtnah b’hone
Lamentamos haberlo hecho

כֻּלְּהוֹן יְהוֹן שָׁרָן
coolhone y-hone shahrahn
que se les permita a todos ser

שְׁבִיקִין, שְׁבִיתִין
sh’veekeen, sh’veeteen
perdonados, erradicados

בְּטֵלִין וּמְבֻטָּלִין
bihtayleen u-m’vootahleen
y nulificados,

לָא שְׁרִירִין
lah sh’reereen
y que no sean validos

וְלָא קַיָּמִין
v’lah kayameen
o seguir existiendo.

נִדְרָֽנָא לָא נִדְרֵי
needranah lah nidrei
Nuestros votos ya no serán votos,

וֶאֱסָרָֽנָא
veh-ehsahrahnah
y nuestras prohibiciones

לָא אֱסָרֵי.
lah ehsarei
ya no serán prohibidas,

וּשְׁבוּעָתָֽנָא לָא שְׁבוּעוֹת
oosh’vooahtanah lah sh’voo’ote
y nuestros juramentos ya no serán juramentos.

El cantor y la congregación dicen tres veces:

וְנִסְלַח לְכָל עֲדַת
v’nislach l’chol adaht
Perdona a toda la congregación

בְּנֵי יִשְׂרָאֵל
b’nay yisrael
De los hijos de Israel

וְלַגֵּר הַגָּר בְּתוֹכָם
v’lahgare hagahr b’tochahm
y el extraño entre ellos

כִּי לְכָל הָעָם בִּשְׁגָגָה:
kee l’kole ha’ahm bishgahgah
porque todo el pueblo peca sin querer.

סְלַח נָא לַעֲו‍ֹן הָעָם הַזֶּה
s’lach nah la’avone ha’am hazeh
Por favor perdona los pecados de esta nación

כְּגֹֽדֶל
kih goh-dell
de acuerdo con la grandeza

חַסְדֶּֽךָ
chas’dechah
de tu misericordia;

וְכַאֲשֶׁר נָשָֽׂאתָה לָעָם הַזֶּה
vih ka’ashare nahsahtah la’am hazeh
y como perdonaste a este pueblo

:מִמִּצְרַֽיִם וְעַד הֵֽנָּה
mee-mitzrayim v’ad haynah
desde que salió de Egipto hasta ahora.

וְשָׁם נֶאֱמַר
v’shahm ne’emahr
Y ahí se dice:

La congregación dice tres veces:

וַיֹּֽאמֶר יְהֹוָה
vah-yoe-mare adonai
Y Adonai dijo

סָלַֽחְתִּי כִּדְבָרֶֽךָ
sah-lach-tee kid’vorecha
Los he perdonado como me has pedido"

Texto en hebreo e inglés tomado de The Metsudah Machzor, vía Sefaria.

Frente a toda la congregación, el cantor canta:

Todos los votos que es probable que hagamos, todos los juramentos y promesas que es probable que hagamos entre este Yom Kipur y el próximo Yom Kipur, los renunciamos públicamente. Que todos sean abandonados y abandonados, nulos y sin valor, ni firmes ni establecidos. Que nuestros votos, promesas y juramentos no se consideren votos ni promesas ni juramentos.

De hecho, la oración de Kol Nidrei no es una oración en absoluto. Más bien, es una fórmula legal algo seca. Dos testigos, sosteniendo rollos de la Torá para agregar una medida adicional de seriedad, se colocan a cada lado del cantor mientras canta el texto tres veces. Las palabras de Kol Nidrei ni siquiera son hebreas, sino arameas, que era la lengua vernácula en la antigüedad. El hebreo se reservaría solo para los textos sagrados y las oraciones, no para un procedimiento legal.

Y debido a que nunca participaríamos en ningún negocio o trato legal durante una festividad judía, Kol Nidrei debe recitarse antes de que comience Yom Kipur, antes de la puesta del sol. Es por eso que el ayuno de Yom Kipur dura más cerca de 25 horas o incluso más. Ya estamos sentados en la sinagoga escuchando a Kol Nidrei antes de que comiencen técnicamente las vacaciones.

¿Por qué utilizamos esta declaración pública bastante insulsa y poco inspiradora para marcar el comienzo del día más sagrado del año? Uno podría pensar que deberíamos proclamar nuestro compromiso colectivo de participar en el acto de teshuvá (arrepentimiento). Quizás deberíamos buscar el perdón de nuestras transgresiones pasadas y asegurarnos de que nuestros nombres sean registrados en el Libro de la Vida.

La verdad es aparentemente más prosaica: declaramos de antemano que no debemos ser responsables de ningún voto que podamos hacer entre ahora y el próximo Yom Kipur. Esto probablemente no resuene tanto en la mente moderna, pero los votos solían ser un asunto serio. Un voto era mucho más que una simple promesa que alguien le hacía a otra persona; era un compromiso sacrosanto que no podía romperse.

La Torá describe con gran detalle quién podría hacer y ser responsable de los votos. Al igual que las reglas de hoy con respecto a la firma de un contrato, los menores (y a menudo las mujeres) no pueden realizar un voto.

En el Libro de Jonás (leído tradicionalmente en la tarde de Yom Kipur), después de que los marineros no hebreos arrojaron a Jonás por la borda y presenciaron el poder de Dios, leemos que "temieron a Dios e hicieron votos".

Los nazareos hicieron votos de vivir una vida de santidad, con restricciones adicionales como la prohibición de beber vino.

E incluso en la reciente, podría ser común que una persona que se encuentra en gran peligro diga: "¡Dios, si sobrevivo a esta situación, por la presente prometo comprometerme a una vida de estricta observancia!"

Pero siendo la naturaleza humana lo que es, ¿cuántos votos se guardan realmente?

El servicio Kol Nidrei proporciona una forma de librarnos del apuro. En el momento preciso en el que buscamos comenzar de nuevo y hacer borrón y cuenta nueva, intentamos apilar el mazo a nuestro favor para el próximo año cancelando cualquier promesa descuidada por adelantado.

Pero el mensaje de Kol Nidrei tiene un significado más profundo: lo que decimos puede ser tan importante como lo que hacemos. Si realmente buscamos cambiar nuestro comportamiento para el próximo año, acercarnos más a Dios y a nuestra comunidad, debemos comenzar con la forma en que hablamos y nos relacionamos entre nosotros.

¿Nos involucramos en lashon hará, hablando de los demás de una manera despectiva?

¿Intensificamos innecesariamente las discusiones con comentarios incendiarios?

¿O aprovechamos para expresar nuestra devoción y compromiso con nuestra familia?

Durante la liturgia matutina de Rosh Hashaná y Yom Kipur, leemos: "Se suena el gran shofar, pero se escucha una voz suave y apacible".

SaveTheMusic te invita a escuchar “Kol Nidrei”, en varias de sus versiones más famosas, oprime aquí.

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFundación ILAN impulsa la educación a través de la cátedra Shimon Peres por la paz
Artículo siguienteEl Iom Kipur en pandemia
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.