Diario Judío México - Esta Tisha B’Av, una coalición de organizaciones judías progresistas —T’ruah, el Consejo Nacional de Mujeres Judías, Bend the Arc, el Centro de Acción Religiosa, Torah Trumps Hate y J Street— propone que los judíos de todo Estados Unidos se mantengan en pie. solidaridad con las comunidades de inmigrantes.

Tisha B’Av 5779 comienza la noche del sábado 10 de agosto y concluye la noche siguiente. Es tradicionalmente un momento de ayunar y reflexionar sobre las tragedias que han sucedido al pueblo judío, en primer lugar la destrucción del primer y segundo templos en Jerusalén. Leemos el Libro de Lamentaciones (Eicha) y reflexionamos sobre el significado del dolor y la pérdida. Pero este año, las comunidades judías de todo el país se han inscrito para conmemorar el día del luto mediante protestas y vigilias en las oficinas locales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y centros de detención.

“La idea de esta fiesta es un momento para llorar las catástrofes que le han sucedido a la comunidad judía”, me dijo en una entrevista el rabino Salem Pearce, director de organización de T’ruah. “Sería una oportunidad perdida para no llorar la catástrofe que está sucediendo ante nosotros en este momento”.

La participación en las actividades “Los judíos dicen #CloseTheCamps” no impide el duelo específicamente por las tragedias judías, señaló. “Este es un momento importante en el calendario judío”, dijo Pearce. “Estamos mirando hacia Rosh Hashaná y Año Nuevo y la oportunidad de t’shuvah. Y diría que debido a las resonancias históricas y personales de lo que está sucediendo en este país en este momento, este es un problema judío. La forma en que tratamos a las personas que intentan venir a santuario es moralmente abominable. Y no podemos fingir que no tiene nada que ver con nosotros. Tenemos que defender los valores judíos, especialmente porque el judaísmo está siendo utilizado actualmente como un fútbol político por personas que afirman su afiliación a los valores judíos. Dos judíos, Jared Kushner y Stephen Miller, están a la vanguardia de las políticas antiinmigrantes de esta administración, y su judaísmo se cita como evidencia de “Así es como realmente se sienten los judíos”. Tenemos que decir como comunidad, “No. No nos representan “.

Pearce notó que la misma retórica que alguna vez se usó sobre los judíos ahora se está usando para demonizar a otras comunidades: “Palabras como ‘alimañas’, ‘falta de valores morales,’ amenazas a la población ‘nativa’, ‘forasteros …” . De hecho, una declaración de un portavoz contra la inmigración en la década de 1940 suena terriblemente familiar: “Doscientos mil judíos comunistas [están] en la frontera mexicana esperando ingresar a este país. Si son admitidos, violarán a todas las mujeres y niños que queden sin protección ”.

T’ruah ha publicado un Manual de Mikdash para guiar a los judíos que desean participar en el movimiento del Nuevo Santuario. (Mikdash es la palabra hebrea para “santuario”; Beit HaMikdash significa la Casa del Santuario y es el término para el antiguo Templo en Jerusalén. La destrucción del Templo en 70 EC, que Tisha B’Av conmemora, es lo que exilió al pueblo judío de su Tierra Santa y nos convirtió en inmigrantes perpetuos.)

“La Red Mikdash comenzó hace un par de años, para darles a las sinagogas e instituciones judías un lugar para afiliarse si quieren hacer un trabajo de santuario”, dijo Pearce. “Utilizamos el término ampliamente, lo que significa trabajo en apoyo de inmigrantes, refugiados y solicitantes de asilo. Puede significar recibir a alguien en su sinagoga, apoyar a los invitados en iglesias de todo el país, asistir a protestas y vigilias y estudiar textos juntos, tener entrenamientos de “Conozca sus derechos” y entrenamientos de acompañamiento para los miembros de la sinagoga en los registros de ICE y las audiencias judiciales “.

Esta Tisha B’Av, dicen los judíos #CloseTheCamps (el hashtag #CloseTheCamps es una creación de United We Dream, una organización sin fines de lucro dirigida por jóvenes inmigrantes que trabaja por la justicia social; T’ruah y sus organizaciones asociadas agregaron los planes de “Jewish Say”) decir que los judíos están con las comunidades de inmigrantes. (Algunas sinagogas también usan el hashtag #JewsAgainstICE). ¿Interesado en participar? Puede descargar las oraciones de Tisha B’Av, estudiar textos, pancartas y otros recursos aquí, incluida una nueva traducción de Lamentaciones.

T’ruah también encargó una nueva oración del rabino y la poeta Mónica Gomery, que concluye con una explosión de shofar. Se lee en parte:

Dios de la transformación, Dios de t’shuvah: Que esta llamada del shofar sea un puente entre Olam Hazeh [el mundo en que vivimos] y Olam Haba [el mundo por venir]. Que este llamado nos reafirme que así como podemos ser transformados en la temporada de cambio, nuestro mundo también puede ser transformado.

Dios de la transformación, Dios de t´shuvah: Que este llamado explote en nuestra conciencia la posibilidad de la redención, del fin de la deshumanización y la focalización de los inmigrantes, de un mundo en el que todas las personas encuentren refugio, seguridad y hogar.

Otra oración, del rabino Sharon Cohen Anisfeld, aboga por la seguridad de los niños inmigrantes y sus familias:

Elohei haruchot l’chol basar
Dios de los espíritus de toda carne.
Vinimos aquí de todo este gran país y más allá
Decir no
Decir no a aquellos que arrancarían a los niños de los brazos de sus padres.
Decir no a aquellos que no tienen prisa por reunirlos ahora.
Decir no a una política que priva a personas de todas las edades.
del derecho humano básico internacional a solicitar asilo en nuestro país.
Decir no a quienes hacen famosa a nuestra frontera por su brutalidad y desamor.
Pero mas que eso
Av Harachamim
Padre de todos los padres
Madre de todas las madres
Fuente de toda compasión.
Estamos aquí para decir que sí.
Sí a los niños y a las familias.
Sí a la santidad, a la preciosidad, a la dignidad de toda la vida, creada a Tu imagen. Sí a la verdad de Tu Unidad y la nuestra.
Sí a la impresionante belleza de nuestro mundo.
Y sí al tejido moral vital de nuestras vidas.
Para aquellos que desgarrarían esa tela,
Estamos aquí para decir que siempre nos presentaremos para volver a unirlo.
Seguimos los pasos de nuestro antepasado Abraham
Quien “cosió mundos juntos”
¿Quién vio la conexión en todas partes?
A quien se le ordenó ser una bendición para todas las familias de la tierra.
Sabemos que es mucho más fácil y rápido separar las cosas
De lo que es unirlos.
Pero seguiremos apareciendo durante el tiempo que sea necesario.
Porque nosotros mismos somos padres
Porque somos maestros
Porque somos testigos
Porque somos tejedores
Porque somos hilos
en el tapiz de tu creación.
Uniremos lo que ha sido destrozado.
Querido Dios, por favor danos fuerzas. Danos sabiduría. Danos coraje.
Reúne a todos en el abrazo de tu amor sin fin.
Shema Adonai Eloheinu Adonai Echad.
Escucha, tú que luchas,
Y den testimonio del Dios único que nos tiene a todos.

A esta oración le siguen los nombres de los seis niños inmigrantes que sabemos que murieron bajo custodia de inmigración en el último año:

Darlyn Cristabel Cordova-Valle, 10
Jakelin Caal Maquín, 7
Felipe Gomez Alonso, 8
Juan de León Gutiérrez, 16
Wilmer Josué Ramírez Vásquez, 2
Carlos Hernandez Vásquez, 16

Concluye con Kaddish, la oración tradicional por los muertos.

Algunos judíos, que leen estas nuevas oraciones y piensan en tocar el shofar en Tisha B’Av, sin duda gritan furiosos por el alma en pena. Entonces, ¿qué puede decirles a sus amigos y familiares que insisten en establecer distinciones entre inmigrantes judíos y no judíos de hace mucho tiempo? Los judíos dicen que #CloseTheCamps ofrece algunas sugerencias: si dicen: “¡Estas políticas son políticas de la era de Obama!”, Pueden decir: “¡Sí, muchas de ellas existieron durante los gobiernos de Bush y Obama! Tales políticas fueron una respuesta nacionalista al 11 de septiembre. Pero la administración Trump ha llevado estos esfuerzos a un nivel completamente nuevo. En 2018, el Departamento de Estado denegó 620,311 visas y tarjetas de residencia, un aumento del 37% de solo un año antes “. Si dicen:” ¡Pero nuestros antepasados ​​vinieron aquí legalmente! “, Pueden decir:” Si su familia llegó antes de 1924, ¡probablemente tengas razón! ¡Porque la inmigración era legal para todos excepto para los chinos, que fueron excluidos en 1882! Y luego, en 1924, el gobierno de los EE. UU. Decidió abordar la amenaza de la ‘población inferior’ de Europa, que temían que desafiara la superioridad racial de los estadounidenses ‘antiguos’ nórdicos, y después de eso, se permitió la entrada a menos de 10,000 judíos europeos. ¡el país! Y, por cierto, el 67% de los estadounidenses en 1938 se opusieron a dejar refugiados judíos de la Alemania nazi “.

Si dicen: “¡Estás pidiendo fronteras abiertas, comunista!” Puedes decir: “Tener políticas de inmigración razonables en el lugar no es ‘fronteras abiertas’. ¿Dar tzedakah significa regalar cada centavo de tu dinero?” Si dicen , “¡Pero Ronald Reagan!” (A muchos republicanos les gusta decir, “Pero Ronald Reagan”), se puede decir: “En 1986, el presidente Reagan otorgó estatus legal y amnistía a 2,9 millones de inmigrantes indocumentados, algo a lo que Trump y su gente se oponen fervientemente. ”

También puede señalar que el movimiento del santuario ha existido durante mucho tiempo. El Templo Emanu-El B’ne Jeshurun ​​en Milwaukee, Wisconsin, fue la primera sinagoga cuya junta aprobó una resolución para participar en actividades de santuario legal, en febrero de 1983. (Reagan era presidente). Vaya, Badgers. En 1984, la Asamblea Rabínica (el brazo de toma de decisiones Halakhic del movimiento conservador) aprobó una resolución sobre el santuario; los movimientos de reforma y reconstrucción siguieron en 1985. Ese mismo año, 1.300 personas asistieron a un simposio sobre santuario en el Templo Emanu-El en Tucson; Elie Wiesel fue el orador principal.

¿Qué pasa después de que Tisha B’Av haya pasado? Todavía hay mucho que puedes hacer, judíamente. Más de 70 sinagogas pertenecen a la Red Mishkan: averigua si la tuya sí lo hace y habla con tu rabino si no es así. Además de asistir a protestas y vigilias, puede solicitar reuniones con funcionarios electos y buscar voluntarios en su comunidad que estén dispuestos a ofrecer servicios pro bono: abogados, trabajadores sociales, trabajadores de la salud. Exhiba carteles (en inglés y español) en su sinagoga o centro comunitario que expliquen qué puede hacer un inmigrante si aparece ICE. Ofrecer espacio de reunión gratuito a grupos dirigidos por inmigrantes para reuniones y capacitaciones; proporcionar cuidado de niños. Cuelgue un “Santuario Mezuzah” (declarando que su sinagoga es un santuario, comprometido a proteger a los inmigrantes) cerca de su mezuzá real. Y si su sinagoga tiene un comedor de beneficencia o un refugio para personas sin hogar, sepa que ICE puede aparecer buscando inmigrantes indocumentados. T’ruah sugiere que las congregaciones busquen asesoramiento legal, desarrollen un plan de acción y capaciten a los voluntarios y al personal sobre cómo tratar con ICE ahora, antes de que los agentes llamen. T’ruah ha recopilado varias políticas de muestra; envíelos por correo electrónico a [email protected] si desea consultarlos.

La palabra mikdash proviene de la raíz hebrea kadosh. Eso significa santo. Esta es una obra sagrada. Y Tisha B’Av es una oportunidad perfecta para reflexionar sobre cómo llevar una vida más santa.

FuenteTablet Magazine
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSe celebra desde este lunes el Festival anual de Klezmer en Safed
Artículo siguienteArtesana Tabasqueña expondrá sus productos en Jerusalem